Ordenanza para sacar de las calles a mendigos, prostitutas y puteros

La nueva ordenanza impedirá imágenes como esta en puertas de supermercados y semáforos / FOTO: O. Avellán

La nueva ordenanza impedirá imágenes como esta en puertas de supermercados y semáforos / FOTO: O. Avellán

La Ordenanza de Convivencia Cívica prevé multas desde 210€ por tirar colillas o papeles al suelo hasta 3.000€ por usar a menores o personas discapacitadas para la mendicidad

Ir sin camiseta por la calle, obstruir el tráfico, jugar al balón en los parques, malabares en semáforos o venta de pañuelos. Escupir, orinar, tirar colillas o papeles al suelo, dar de comer a gatos o palomas, no recoger los excrementos de los perros. Deteriorar monumentos históricos, promover, demandar o ejercer la prostitución en las calles, fomentar la mendicidad con menores o personas discapacitadas y participar en carreras o competiciones en espacios públicos que perturben la convivencia. Estos son solo algunas de las prácticas prohibidas en la nueva Ordenanza de Convivencia Cívica que esta mañana ha aprobado la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante y que se llevará a pleno a finales de mes para su debate y aprobación definitiva.

Con esta nueva ordenanza se pretende preservar los espacios públicos, fomentar una mejor convivencia entre sus ciudadanos y un mayor civismo, así como actuar contra la mendicidad ilegal y coactiva. El Ayuntamiento de Alicante busca con esta normativa “dar protección social a las personas necesitadas a través de la intervención de los Servicios Sociales, y tener una herramienta eficaz de actuación jurídica para que la Policía Local puede intervenir y solucionar problemas que supongan perturbaciones de la convivencia de los vecinos”, según ha explicado el concejal de Seguridad José Ramón González.

Equipo de gobierno lleva trabajando en el borrador de esta ordenanza durante más de un año. Se ha pasado el modelo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) aprobado en muchos ayuntamientos de España con el consenso mayoritario de todos los grupos políticos.

El edil de seguridad cree que esta es una buena ordenanza “que hemos impulsado para resolver conflictos ciudadanos, para garantizar la convivencia cívica actual contra la mendicidad ilegal coercitiva, con violencia o intimidación, evitar actividades de explotación sexual, actuar y responder sobre actitudes de acoso o sobre conductas vandálicas”.

González ha asegurado que la ordenanza persigue asegurar el comportamiento pacífico en la vía pública, para que se pueda transitar por Alicante “sin ser perturbado, sin ser molestados en su voluntad, y sancionará las perturbaciones por ruido, prohibe todo tipo de graffitis, consumir bebidas alcohólicas en los espacios públicos así como la realización de actividades y la prestación de servicios en el espacio público que deben de contar con autorización municipal y carezcan de ella”.

El edil de Seguridad ha explicado que pretendemos "solucionar problemas que nos denuncian los vecinos diariamente de convivencia, abordarlos de la mano de los servicios sociales, acompañando y ofreciendo ayuda a las personas que lo necesitan, estudiando cada caso, ofreciendo prestaciones y tratando las adicciones, no podemos mirar para otro lado como hizo el tripartito, dejando que los problemas fueran de los vecinos sin aportar soluciones, ahora podremos poner medidas sociales para resolverlas".

Prostitución

Entre otros aspectos, en su capítulo 5 regula la utilización del espacio público para el ofrecimiento y demanda de servicios sexuales, con el objetivo de evitar actividades de explotación sexual, y prohibiendo las prácticas sexuales y el ofrecimiento, solicitud, negociación y aceptación directa o indirecta de servicios sexuales en la vía pública, cuando estas prácticas afecten a la convivencia ciudadana.

La ordenanza tipifica los tipos de infracciones que conllevan el incumplimientos de la normativa con un cuadro de sanciones leves, graves y muy graves, que oscilan entre los 210€ y los 3.000 euros.

Mendicidad

En el capítulo 4º de la ordenanza se recogen normas para proteger a las personas que se encuentren en Alicante frente a conductas que adoptan una apariencia de mendicidad insistente, coactiva, intrusiva o agresiva, así las promovidas por bandas organizadas o encubiertas bajo la prestación de pequeños servicios no solicitados o cualquier otra fórmula equivalente.

También pretende hacer frente a cualquier otra forma de mendicidad “que directa o indirectamente utilice a menores, a personas con diversidad funcional o animales como reclamo”, tal y como ha detallado el concejal José Ramón González. El edil ha insistido en que se pretende intervenir “sobre la mendicidad coactiva la que conlleva mafias que utilizan a menores o personas discapacitadas para conseguir dinero”.

Gorrillas

Esta ordenanza también supone una herramienta para poder intervenir frente a los ‘gorrillas’, una figura que ha proliferado en determinadas zonas de la ciudad y que incomoda e inquieta a los vecinos, especialmente en las zonas donde se producen insistencias o extorsiones para que el conductor pague por aparcar, cuando no hay establecido un pago por estacionamiento.

Comenta esta noticia
Update CMP