09 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy lanza "mimos" a Casado y le apoya en su postura contra Pedro Sánchez

El expresidente del Gobierno ha presentado su libro "Una España mejor", ha hecho un repaso a toda su gestión como presidente y ha dejado algunos apuntes de cara al futuro que espera al PP.

Mariano Rajoy ha apoyado la postura de Casado de posicionarse contra el Gobierno de Pedro Sánchez, intentando acallar a las voces que, como ayer Esperanza Aguirre, apuestan por la abstención. Por ello, en una entrevista en la Cadena Cope para presentar su libro, Una España mejor ha recordado que Sánchez, "ha elegido pactar con la extrema izquierda y los independentistas y qué va hacer Casado, pues lo que yo haría, hacer oposición a un gobierno malo. Pero Sánchez no ha querido explorar la opción de hablar con Casado", por lo que ha insistido en que "ese gobierno es un disparate porque va a tener los votos del partido contra el que aplicó el 155 junto a PP y Ciudadanos y les echó del Gobierno, y no sé cómo va a terminar. Es difícil de comprender".

Sin embargo Rajoy le desea éxito en su Gobierno a Pedro Sánchez, ya que "sería que las cosas van bien. Gobernar es muy difícil hay que tomar decisiones conviene escuchar a la gente que sabe... Hay situaciones que son extremas y me gustaría que el Gobierno acertara porque es el futuro de todos los españoles". Para ello, insiste en que "tienes que ser justo, no puedes ser un doctrinario. Una de las cosas que me reconfortan es que no me echó mi partido, ni la gente. Me echaron 180 personas, que eran más".

 Respecto al ascenso de Vox en estas últimas elecciones ha explicado que "es verdad que en España ha habido una división de la derecha, al igual que en la izquierda, pero España es un país fundamentalmente moderado. Hoy hay populistas, pero al populismo se le gana con moderación, sensatez y sentido común que es lo que desean los españoles y desde esa postura de centro y de equilibrio. Si se hacen las cosas bien, el PP puede ganar las elecciones muy pronto". De hecho, insiste en que "lo que no puede hacer uno es ser lo que no es, porque al final la gente se queda con el original. Por ello, frente al populismo y la demagogia, apuesto por la moderación, la sensatez y el sentido común".

El expresidente del Gobierno ha explicado que "no pensaba escribir" Una España mejor, "porque durante el tiempo que estuve en el Gobierno jamás tomé notas, pero me animaron mis amigos con tres argumentos. Me dijeron que tenía responsabilidad como persona de contar mi versión sobre los acontecimientos". Además, considera que "puede ser útil para los que tengan que asumir responsabilidades como la mía y otro argumento, este más de andar por casa, es que si no lo escribo yo lo escribe otro y a lo mejor no me tratan con el mismo cariño".

Rajoy , además, ha echado la vista atrás para recordar cómo fueron sus años en el Gobierno, sobre todo, la España que encontró entonces en la que "el déficit era elevadísimo y había seis millones de personas sin trabajo". Pero reconoce que ahora, considera que "lo importante no son las dificultades, sino que me quedo con una España mejor, la cogimos en una determinada situación y estamos mejor. Creo que nos eligieron para acabar con la crisis económica más grave y creo que lo hicimos, aunque fue muy duro. Haciendo balance, estoy satisfecho", ha dicho.

Además, ha indicado que en aquellos momentos críticos para la economía española, "la mayoría de las personas que pidieron verme, me recomendaban el rescate. El argumento de las empresas era lógico, no podían financiarse porque la marca España era mala, de hecho había comunidades autónomas en la quiebra, como Cataluña y las pequeñas y medianas empresas estaban machacadas. Afortunadamente hemos superado esa situación. Pero quien me dijo que no lo hiciera fue Angela Merkel. Me dijo que no porque sería un error. En Grecia, les obligaron a bajar las pensiones y aquí tuvimos que reducir el gasto, pero preservamos partidas como pensiones y desempleo y el estado de bienestar, a pesar de que las pasé canutas".

Los momentos más difíciles

De hecho, para Rajoy, los momentos más difíciles en su estancia en La Moncloa fueron los años 2017 y 2012, con la subida de la prima de riesgo, "por lo que tuvimos que tomar mediadas muy difíciles". El 2017, cuando se realizó la consulta ilegal en Cataluña, fue "complicado, a toro pasado es fácil hablar, pero pusimos en marcha el 155 y asumir la gestión de la Generalitat y disolver el parlamento son decisiones que se tomaron como último recurso porque declararon la independencia. Lo mejor es que hoy todo el mundo sabe que hay instrumentos para defenderse y sobre todo lo saben los secesionistas".

Además, ha recordado los encuentros con los presidentes catalanes con los que se reunía. "Mas me pidió discreción que no nos vieran y estuvimos en mi casa, y también en Moncloa y a Puigdemont le conocía de cuando era alcalde de Gerona y le vi en una inauguración del AVE. Normalmente en estos actos, el primero que habla es el alcalde y da la bienvenida, pero él no. Nos pegó una bronca tremenda. No volví a saber nada hasta que la CUP lo nombró presidente y Convergencia aceptó el chantaje" ha dicho, añadiendo, además que "era imposible negociar con aquella gente, porque lo único que decían era que había que hacer un referendum sí o sí y sin más razones".

La UE es "un proyecto irreversible".

El expresidente también ha hablado de la Unión Europea, a la que considera "un proyecto irreversible a pesar del Brexit" y ha recordado, precisamente, al primer ministro británico David Cameron que organizó dos consultas, una sobre Escocia y otra para salir de la UE. Sin embargo, Rajoy considera que "no hay nada más divisivo para la sociedad que un referendum que no tiene un acuerdo previo. Ahora toda la sociedad británica esta dividida". De hecho considera que "para eso está el gobernante, para tomar las decisiones. Le han endosado el muerto a los ciudadanos de tener que decidir".

 

Respecto a su salida del Gobierno tras la moción de censura orquestada por el PSOE ha asegurado que no dimitió "porque hacerlo no paraba la tramitación de la moción de censura", además cree que "si hubiera dimitido habría quedado manchado ante la historia y habría admitido la corrupción".

Comenta esta noticia
Update CMP