18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Expertos de RTVE?

En provocar. Creo que su único objetivo es conseguir que alguien, yo mismo, impugne el concurso público para renovar el Consejo de Administración de RTVE y que la administradora única deje de ser provisional. No cabe otra explicación. Y no hay que rebuscar mucho para concluir quién estaría muy feliz en ese caso. 

Sería preocupante, por inconcebible, que el supino desconocimiento de la Ley que demuestran fuera real y no un vulgar anzuelo para incitar al recurso. Como es incomprensible, por temerario e imprudente, ignorar los argumentos de mi reclamación y los fundamentos de derecho que las Mesas del Congreso de los Diputados y del Senado (no los camareros del Restaurante Manolo) en su resolución del pasado 11 de septiembre han tenido en cuenta para estimarla.

Hay motivos más que sólidos para reclamar que se abstengan de calificar a nadie teniendo en cuenta sus carencias de conocimiento, de actitud y de neutralidad

Es muy inquietante pensar que la grosera ojeriza que destilan hacia una persona sea su guía e inspiración para valorar al resto de los aspirantes. No es razonable, por peregrino y absurdo, que manifiesten que otras personas no han podido concursar por una limitación que ellos defienden sin explicar cómo pero que la Ley no contempla. 

 

José Manuel Peñalosa, autor de esta Tribuna


Lo cierto es que su anómalo comportamiento empuja a considerar seriamente la posibilidad de pedirles una recusación firme y absoluta para intervenir en este proceso. Hay motivos más que sólidos para reclamar que se abstengan de calificar a nadie teniendo en cuenta sus grandes carencias de conocimiento, de actitud y de neutralidad. ¿Cuál es la línea que separa la prevaricación de la irresponsabilidad? 

Un grupo de expertos del concurso de RTVE (bien conocidos de la afición audiovisual) airean en un comunicado la consideración que les merezco con tanta indiferencia y desdén por lo que a mí respecta como inconveniencia por su parte para seguir un día más en ese cometido.

Las flaquezas de concurso

Es muy grave que quienes no tienen un concepto claro, sin contaminar, de las reglas del juego, de las normas, de la imparcialidad, ni del mínimo respeto a la honorabilidad que deben tener a los que creemos en un procedimiento como el concurso público (y por eso participamos en él limpiamente) se empeñen en desacreditarlo para que fracase. 

Tenían otros muchos motivos para atacar las flaquezas del concurso público sin utilizarme a mí como pretexto. A estas alturas de mi vida tengo la vanidad más que satisfecha pero no soporto las bromas pesadas de ningún experto. 

¿Expertos en qué? En qué va a ser, en enredar.


(*) José Manuel Peñalosa Ruiz. Ex Consejero de RTVE. Aspirante al concurso público para la renovación del Consejo de Administración de RTVE.

Comenta esta noticia
Update CMP