15 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Nuevo aquelarre contra España en el Parlament con ataques al Rey y a Marchena

El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el pleno de este jueves.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el pleno de este jueves.

Esquerra impulsa una moción incendiaria, permitida por Torrent, que llama al magistrado "autoritario" y a Felipe VI "heredero de Franco".

El independentismo, unos días a través del Govern de Quim Torra; otros, por la actitud del presidente del Parlament, Roger Torrent, ha decidido jugar con fuego.

Y tras desafiar abiertamente al Tribunal Constitucional hace unos días, este jueves ha alumbrado una moción que supone un ataque frontal a dos de las principales instituciones del Estado: la Jefatura del Estado y el Poder Judicial.

Y ha sido Esquerra Republicana, supuestamente la pata moderada en la que Pedro Sánchez piensa apoyarse para reconducir la situación en Cataluña, la que ha impulsado una iniciativa parlamentaria ofensiva e insultante contra Felipe VI, el juez Manuel Marchena y el Tribunal Supremo.

El Parlament ha aprobado la citada moción de ERC por la que rechaza la sentencia del 1-O y considera que la tarea del presidente de la Sala del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, y del resto de miembros del tribunal es "más propia de un sistema judicial autoritario" que de uno democrático.

El punto de la moción, que subraya que la actuación fue "más propia de un sistema judicial autoritario que tiene como principal misión garantizar los intereses de una determinada ideología, que de un sistema judicial de una democracia avanzada con el objetivo de garantizar derechos fundamentales de la ciudadanía", ha salido adelante en el pleno con los votos a favor de JxCat, ERC y la CUP, la abstención de los Comunes de Ada Colau y con el rechazo del resto de grupos.

Otro de los puntos de la moción que ha prosperado es el que rechaza la sentencia por considerarla "injusta, y porque, bajo la apariencia de haber sido dictada en un marco de garantías y de sumisión a la ley, no es más que el resultado de un juicio político y de una causa general contra el independentismo", que ha salido adelante con los mismos votos, pero en este caso los Comunes han votado a favor.

Con el mismo resultado, el Parlament ha aprobado que Marchena tuvo una actitud parcial y alerta de que "el proceso está basado en una causa general que no descansa sobre ningún hecho concreto, sino en la impugnación de la actividad legítima de actores políticos y sociales".

También ha prosperado el apartado por el que el Parlamento exige al Estado dejar de trasladar agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con "el único objetivo de crear un clima de excepción para limitar los derechos fundamentales de manifestación y protesta", un punto que también han respaldado los cuperos.

A vueltas con Franco y andanada contra Felipe VI

Durante las intervenciones han sido recurrentes las menciones a la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, después de que varios diputados socialistas destacaran el día "histórico" que supone este jueves el traslado del cuerpo.

El secretario primero de la Mesa del Parlament, Eusebi Campdepadrós, ha reprochado entonces a los socialistas sacar pecho por la exhumación mientras "quieren impedir que aquí se repruebe a su heredero"."Continuaremos hablando de la autodeterminación y continuaremos reprobando a la Monarquía", ha desafiado.

Y el diputado de la CUP Carles Riera ha criticado a los socialistas por la presencia de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en las honras fúnebres a Franco: "¿Duelo a un franquista? ¿A un genocida? Ustedes son los representantes del pacto con el franquismo".

Una nueva sesión de un Parlament plenamente bloqueado para los asuntos cotidianos de los catalanes y, literalmente, fuera de control.

M.B
Comenta esta noticia