Compromís inicia una campaña contra Manuel Fraga y Martín Villa

Mónica Oltra y Mulet.

Mónica Oltra y Mulet.

Carles Mulet es el Rufián en el Senado. El dirigente de Compromís, el que preguntó al Gobierno sobre la posibilidad de un apocalipsis zombi, recurre de nuevo al pasado.

¿Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de una apocalipsis zombi?". El senador de Compromís Carles Mulet, se  hizo más famoso aún con esa pregunta. Pero en su estreno en la cáma ya había dejado su impronta al portar una camiseta de Los Simpsons. Le encanta la polémica como a Gabriel Rufián en el Congreso, pero en ocasiones, y no pocas, se ha pasado de frenada, aunque en su partido le ríen las gracias. 

La última iniciativa de los nacionalistas en el Senado ha sido remitir por vía oficial del Senado varios requerimientos a los ayuntamientos españoles con calles dedicadas a "ministros franquistas" como Manuel Fraga, fallecido en enero de 2012, o Martín Villa, según un comunicado.

Martín Villa es considerado uno de los políticos clave de la Transición española y ocupó distintas carteras en los gobiernos de Adolfo Suárez. Fraga fue uno de los padres de la Constitución.

Para Mulet, se trata de "una ofensa a todos y todas las demócratas que ambos políticos con la memoria manchada de sangre estén presentes en la Cámara Alta". A Fraga le considera "responsable político de la matanza de los sucesos de Vitoria de 1976", y de Martín Villa recuerda que "mientras fue ministro de la Gobernación, 35 ciudadanos españoles fueron asesinados en las calles por la Policía".

Al margen de estos nombres, el portavoz de Compromís en el Senado ha remarcado que un total de 515 consistorios de España han respondido al requerimiento y "muchos han eliminado más de una simple calle". "Hay casos de una, dos, tres, cuatro o hasta 12 calles que hemos podido eliminar; no tenemos contabilizados estos cambios, pero seguramente estaremos por encima de las 2.000", ha resaltado.

La coalición ha creado un listado de todos los municipios que han llevado a cabo cambios en su callejero o en la simbología franquista, junto a un enlace con el texto remitido por cada ayuntamiento. Según Mulet, a algunos de ellos se les ha requerido en reiteradas ocasiones y no han contestado.

 
Comenta esta noticia
Update CMP