22 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los camiones tendrán que reducir sus emisiones un 30% en 10 años

La Unión Europea limitará un tercio las emisiones de CO2 de los camiones para 2030. Así lo han acordado hoy la Comisión Europea, el Consejo y la Eurocámara.

Se trata de la primera vez que la UE fija unas metas de reducción de emisiones de los gases que afectan al cambio climático y producen los vehículos pesados, a los que se atribuye el 22 % de las emisiones registradas en las carreteras, si bien sólo representan al 5 % de los vehículos en circulación.

“Estamos completando el marco legal para alcanzar el objetivo europeo de rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 40 % en 2030”, declaró en un comunicado el comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete,  sobre un pacto que contempla una revisión de los objetivos en 2022.

El acuerdo establece también un sistema de “supercréditos” para recompensar a los fabricantes que apuesten por tecnologías más innovadoras hasta 2025, fecha a partir de la cual se establece un objetivo no vinculante de forma que los fabricantes con ventas por encima del 2 % de camiones nuevos eléctricos y de hidrógeno podrán flexibilizar sus objetivos de reducción de CO2.

Según el eurocomisario, “los nuevos objetivos e incentivos ayudarán a abordar las emisiones, así como a aportar un ahorro de combustible para los operadores de transporte y un aire más limpio para todos los europeos”.

La barrera del 30 % se ajusta a la posición inicial que defendían los Estados miembros de la UE, mientras que el Parlamento aspiraba a fijar el nivel en un 35 % para 2030 con un paso intermedio del 20 % en 2025.

“Para la industria de la UE, esta es una oportunidad para abrazar la innovación hacia la movilidad de cero emisiones y fortalecer aún más su liderazgo global en vehículos limpios”, agregó Arias Cañete.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), sin embargo, considera que los objetivos son muy exigentes, especialmente para su implementación, y el mercado objetivo aún se desconoce.

Desde las asociaciones ecologistas, en cambio, se mostraron más entusiastas con el acuerdo, que creen ahorrará hasta 60.000 euros en combustible por camión en un período de cinco años, si bien pidieron una revisión al alza de los objetivos en 2022.

“Tras veinte años de muy pocos progresos en la eficiencia del combustible, los fabricantes de camiones tienen que empezar a ofrecer vehículos asequibles bajos en carbono”, señaló en un comunicado el responsable del ramo de la organización Transport&Enviroment, Stef Cornelis, en el que señaló que esto “es solo el principio” y reclamó “mayor ambición” en 2022.

La nueva legislación comunitaria busca cumplir con los objetivos medioambientales adquiridos por la UE en virtud del Acuerdo de París de 2015 y llega después de que en diciembre los colegisladores de la Unión decidieran fijar para 2030 un objetivo de reducción de CO2 del 37,5 % para los coches nuevos y del 31 % para las furgonetas con respecto a 2021.

Comenta esta noticia
Update CMP