02 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lío al airearse críticas de un cirujano al retoque estético "secreto" de Letizia

La Reina Letizia, en ARCO 2018.

La Reina Letizia, en ARCO 2018.

Lo cuenta el suplemento 'LOC'. La última aparición pública de la Monarca, en ARCO, mostraba una evidencia: aparecía con la cara muy hinchada. En Casa Real ha molestado el adjetivo de Barbie.



Lo cuenta LOC de El Mundo y no ha sentado nada bien en la Casa Real que lleva con mucho celo la intimidad de los Reyes. La fotografía que ilustra la noticia es significativa y evidencia la realidad de lo contado, pero no quita que en La Zarzuela consideren que forma parte de la intimidad de la Reina Letizia.

Al grano, LOC se detiene en la visita de Felipe VI y la Reina a ARCO, con motivo de la inauguración de esta nueva edición de la feria de arte contemporáneo, pero no lo hace desde el punto de vista artístico, el suplemento entra "a saco" con un tema estético: "como siempre, la Reina fue objeto de escrutinio de todos pero no sólo por su indumentaria. La consorte se plantó en ARCO con la cara más hinchada que de costumbre. Hubo quien pensó que había vuelto a operarse la nariz, pero no, hemos consultado a expertos en medicina estética y apuntan que lo que se ha hecho es un relleno de pómulos reciente que empequeñece su tabique nasal".

El artículo reconoce que "los periodistas no hemos logrado averiguar dónde se hace estos tratamientos rejuvenecedores, aunque muchos opinan que es su conocido el doctor Pedro Jaén quien va a pincharla personalmente al Palacio de la Zarzuela. Él ha desmentido que la Reina sea su paciente, pero es normal que ella le haya pedido discreción con respecto a sus secretos de belleza".

Siempre he dicho que es una mujer guapísima y elegante que no necesita convertirse en una Barbie

Pero si algo ha generado controversia, tal y como ha podido comprobar ESdiario de fuentes cercanas a la Casa Real, ha sido las críticas vertidas por un cirujano a los retoques de la Reina Letizia y la comparación con una famosa muñeca. Según el cirujano plástico Javier Mato-Ansorena, "doña Letizia, mejor dicho, el médico que la trata, abusa de los tratamientos. 'Siempre he dicho que es una mujer guapísima y elegante que no necesita convertirse en una Barbie. Creo que está siendo mal aconsejada. Es la Reina de España y ante todo debe ser natural y ejemplo para todos. Es una responsabilidad inmensa la que tiene'", cuenta LOC.

Por si fuera poco, el médico abunda y Mato-Ansorena lamenta que su belleza quede desplazada por estos excesos. "Ha rellenado demasiado sus pómulos con ácido hialurónico". Al parecer, el hecho de que su nariz parezca aún más pequeña (recordemos que Letizia se sometió a una rinoplastia en 2008 por "problemas de salud", una intervención llevada a cabo por el cirujano Antonio de la Fuente) es porque ésta "se esqueletiza" años despúes de la operación. Además, "se han pasado rellenando sus pómulos, lo que hace un efecto visual de su cara diferente".

Comenta esta noticia
Update CMP