22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una filtración puede desvelar dónde estuvo el abogado de Raquel Gago

Los rumores se disparan mientras toda España está pendiente de saber qué le pasó a Fermín Guerrero para dar no dar señales de vida durante 19 horas y poner en peligro el juicio y su carrera.

Raquel Gago sigue confiando en su abogado Fermín Guerrero a pesar de espantada que protagonizó el pasado miércoles. Durante la media hora previa a la reanudación del juicio la expectación fue máxima para comprobar si el letrado haría acto de presencia o dejaría colgada definitivamente a su defendida en medio de un juicio en el que se juega 23 años de libertad según la petición de la Fiscalía. 

Los periodistas se encargaron de la cuenta atrás pero finalmente rozando la hora prevista el abogado apareció sabiendo ser noticia. Guerrero no tiene la mínima intención de desvelar el misterio. Al revés, alimenta el morbo con cada una de sus declaraciones y algunos ya apuntan situaciones descabelladas. Parrandas interminables, drogas o mal de amores es lo que se rumorea como posible causa de su plantón. 

 

Guerrero pidió disculpas por su ausencia a los miembros del tribunal, a los que obliga a permanecer recluidos un día más, y reiteró que su desbandada fue en contra de su voluntad y que "no corresponde a ninguna estrategia". La negativa a contar a los medios dónde pasó la noche disparó las elucubraciones que en Twitter alimentan su caldo de cultivo. 

"Motivos privados ajenos al juicio" fue el único argumento del defensor de Raquel Gago que se enfrentará a cuatro años de inhabilitación si su explicación "por escrito" no convence al presidente y a los miembros del tribunal según la pena que establece el Código Penal. Pero no fue suficiente, con el paso de las horas las ganas de saber qué ocurrió aumentan al igual que al presión sobre el letrado para que comparta si pasó algo grave o "se fue de parranda" como bromeó la mesa de sucesos de Espejo Público en Antena 3.

Los periodistas que permanecen alerta en la sala por si surge algún otro detalle inesperado en el juicio sobre el asesinato de Isabel Carrasco esperan que sea una filtración la que acabe con el juego que se trae Fermín Guerrero con toda España. La teoría que manejan es que León es una ciudad pequeña y alguien tuvo que cruzarse con el letrado en las 19 horas que permaneció sin dar señales de vida. No es posible "borrarse" del mapa como el intentó.

Mientras, el padre de Triana y marido de Montserrat, Pablo Antonio Martínez, negó conocer que una caja de munición había desaparecido del armario donde guarda el arma reglamentaria. Tampoco olió la marihuana que su mujer reconoció haber plantado en casa de su suegra y cargó contra los dos compañeros de Burgos que según él: "Las engañaron como a chinas, usaron un procedimiento de manual de perros viejos de homicidios" para sonsacarles dónde estaba el arma del crimen. El hermano de Raquel Gago reconoció su amistad con Triana pero negó que ambas mantuvieran una relación sentimental. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP