20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

Carlos Lozano confiesa la cruda realidad sobre su impresionante y joven novia

Carlos Lozano en el ojo del huracán

Carlos Lozano en el ojo del huracán

Estaba cantado, aunque hasta ahora no había pruebas significativas que demostraran que la nueva relación de Carlos Lozano no se podía sustentar. Mónica Hoyos busca la reconciliación.

Carlos Lozano está pletórico en la casa de Gran Hermano. Quizás desmedido y excesivamente polémico. Es Carlos en su estado puro. Sin maquillajes ni el postureo que le ha acompañado en su intensa trayectoria profesional. Los escandalosos enfrentamientos con sus compañeros de reality le han hecho contar con el apoyo de la audiencia que, semana tras semana, le absuelve de la expulsión. Sin embargo, todas las miradas están puestas en su vida sentimental lejos de la jaula de cristal.

Su relación con Miriam, una joven peruana de veintidós años, puede ser una farsa. No porque ambos hayan tenido una tela de araña para despistar, sino porque lo suyo más que amor es compañía. Quienes conocen bien al presentador me confirman que fue el mismo Carlos el que, en una conversación profunda con su actual compañera, le explicó que, aunque no le amaba, se sentía cómodo a su lado. Fue franco en explicarle que lo suyo es temporal y que, a pesar del esfuerzo de la mozalbeta por conquistarle, sus sentimientos parecen inamovibles. 

Su incapacidad para volverse a enamorar puede tener explicación en Mónica Hoyos, con la que mantuvo un romance alterado por las circunstancias. Aunque él es bastante reacio a una reconciliación tardía, me cuentan que Mónica -y su pelo- sigue bebiendo los vientos por él. Me consta que, en varias ocasiones, la presentadora ha intentado un acercamiento que ha terminado en desconsuelo lacrimógeno. Ni siquiera la hija que tienen en común ha conseguido ablandar el corazón de un Carlos al que conoce bien y del que, me explican, sigue enganchada. Demasiada pasión oculta que, sin duda alguna, acabará explotando. Y no será la primera vez.  

Comenta esta noticia
Update CMP