23 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

De ruta por Navarra: conoce 12 de sus pueblos más bonitos

Si estás planeando una escapada a Navarra, tienes multitud de lugares que visitar de indudable encanto. Nosotros te hacemos un listado con doce localidades que no puedes perderte.

 

Para disfrutar durante un fin de semana de desconexión y tranquilidad, Navarra es un destino perfecto. Además puedes aprovechar para visitar monumentos que te ayudarán a viajar a través de la Historia.

Olite

Residencia de los reyes del Reino de Navarra durante la Edad Media, es una de las localidades más bellas de la Comunidad al contar con monumentos como el castillo-palacio del siglo XIII, su antigua capilla o las murallas. Tiene también otros lugares de gran interés como la iglesia románica de Santa María La Real, la iglesia de San Pedro o el palacio de los Teobaldos.

 

Ochagavía

Sus casonas y palacetes situados a orillas del río Salazar convierten este pueblo, con su puente medieval, en un destino diferente y muy recomendable que además tiene el plus de tener a tiro de piedra uno de los bosques más espectaculares de la peníndula: la Selva de Irati.

 

Roncesvalles

Situada en el comienzo del camino francés del Camino de Santiago en España, te encantará su ambiente medieval y la multitud de monumentos con los que cuenta como el hospital de peregrinos, la capilla del Sancti Spiritus o la iglesia de la Real Colegiata de Santa María, donde se encuentra enterrado Sancho el Fuerte.

 

Puente La Reina

Se trata de uno de los puntos más interesantes del Camino de Santiago porque es donde se juntan las dos rutas procedentes de Francia, la que proviene desde Navarra y la de Aragón. Cuenta con multitud de monumentos como un puente románico del siglo XI que es la seña de identidad de la localidad, la muralla medieval, el palacio del patrimonial o la iglesia de Santiago.

 

Estella

Asentada en un gran meandro del río Ega, y muy cerquita del Parque Natural Urbasa-Andía, Estella es conocida como la Toledo del Norte por su gran riqueza monumental tanto religiosa como civil. Impresionante si Iglesia de San Pedro de la Rúa, situada frente al Museo Gustavo de Maeztu, y el Palacio de los Reyes, único edificio románico de carácter civil existente en Navarra, junto con el hórreo de Iratxeta.

 

Burguete

Declarado como bien de interés cultural, es uno de los lugares más salvajes del Pirineo compuesto por parajes verdes y casas con tejados a cuatro aguas. Se creó para dar servicio a los peregrinos del Camino y cuenta con numerosos bosques de avellanos a su alrededor.

 

Elizondo

Paralelo al río Baztán se organiza en torno a nobles casonas, todas ellas con su escudo ajedrezado, coquetos puentes y calles con soportales para la lluvia. Para salirse del estilo montañoso-pirenaico, Elizondo se permite regar el pueblo con esculturas de Oteiza y Santxotena y tener una iglesia como la de Santiago de difícil catalogación.Un destino muy gastronómico para los franceses que cruzan la frontera y muy auténtico para los que llegan en búsqueda de vida rural con comodidades.

 

Lesaka

Es un pueblo con gran encanto perteneciente a la comarca de las Cinco Villas. Cruza el río Onín y se encuentra en el pirineo navarro. Merece la pena visitar la iglesia de San Martín de Tours, una de las más monumentales de toda Navarra y con dimensiones propias de una catedral.

 

Ujué

Con la Iglesia-fortaleza de Santa María de Ujué dominando el paisaje desde lo más alto,  Este lugar no es solo infranqueable por sus muros, sino por la cantidad de callejuelas ocres crecieron a su amparo y que hoy son todo un laberinto. Un lío de padre y muy señor mío, sí, pero que le aporta un carácter diferente a Ujué. Aquí, la felicidad es sobre todo el camino entre tanto buen ejemplo de arquitectura popular y tanto rinconcito 100% rural.

 

Sangüesa

Destino perfecto para pasar unos días y disfrutar de sus monumentos. Destaca el palacio de los Reyes de Navarra o del Príncipe de Viana, creado en el siglo XI; el de los marqueses de Valle Santoro, del siglo XVII; el de los duques de Granada de Ega, del siglo XV; o la iglesia románica de Santa María La Real.  Indispensable pasar el curiosísimo museo de relojes de torre y por supuesto, hacer una excursión para visitar el castillo de Javier y el monasterio de Leyre.

 

Bera de Bidasoa

Un pueblo pirenaico cercano a la frontera francesa que destaca por sus casas de piedra con balcones de madera. Merece la pena disfrutar de sus casas solariegas de los siglos XVI y XVII y perderse en este valle que forma el río Bidasoa para ver la casa Consistorial, la casa de los Baroja y la parroquia de San Esteban con los órganos románticos mejores de Europa.

 

Amaiur

Situado en el valle del Baztán, en la Merindad de Pamplona y a 65 kilómetros de Pamplona es uno de esos pueblos que se suelen calificar como "de cuento". En lo alto de su monte Gaztelu, se ubicaba en su día el Castillo de Maya en donde se produjo una de las últimas resistencias de los navarros a la Conquista de Navarra. Ahora en su lugar hay un monolito recordatorio. 

Comenta esta noticia
Update CMP