21 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La oferta de Margallo a los gibraltareños tras el Brexit mete presión

El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo

El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo

Dice el viejo dicho que "no hay mal que por bien no venga". El traumático desenlace del referéndum británico para la salida de la UE ha tenido un efecto colateral.

El Brexit alumbra un efecto colateral que puede cerrar el más antiguo contencioso territorial de nuestro país. Tras conocerse la decisión mayoritaria de los británicos de abandonar la Unión Europea, el Gobierno ha concretado este viernes su oferta de cosoberanía para Gibraltar, con un estatuto personal para que los gibraltareños mantengan la nacionalidad británica si así lo quieren y un estatuto fiscal propio, ha detallado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

En declaraciones a Antena 3, García-Margallo ha señalado que la aplicación de la fórmula de cosoberanía para Gibraltar con estas condiciones es una opción que cabe ya en la redacción actual de la Constitución española, y ha citado en concreto el artículo 144 que prevé la autonomía para territorios no integrados en la organización provincial. El ejecutivo gibraltareño que lidera Fabian Picardo analiza este viernes los efectos demoledores del Brexit en un Peñón que ha votado de forma mayoritaria a favor de la permanencia de Reino Unido en Europa.

El jefe de la diplomacia también ha subrayado que España, desde el primer momento, debe exigir en la UE que no se incluya a Gibraltar en las negociaciones con Reino Unido para concretar la desconexión y su futura relación con la UE, sino que esta cuestión debe abordarse exclusivamente de forma bilateral entre España y Reino Unido.

Por otra parte, García-Margallo ha considerado que la salida de Reino Unido de la UE no tiene por qué afectar "mucho" a los españoles que trabajan en ese país y ha rechazado frontalmente hacer ningún tipo de paralelismo entre el futuro de Escocia -que se plantea volver a celebrar un referéndum de autodeterminación para dejar Reino Unido e integrarse en la UE-y Cataluña.

El ministro ha subrayado que no son casos comparables porque, al contrario de lo que sucede con Escocia, en España la Constitución no permite la independencia unilateral de Cataluña, por lo que esa independencia nunca sería reconocida por Naciones Unidas, y tampoco por la UE.

Margallo también ha defendido que, tras la salida de Reino Unido de la UE, que no será automática, la UE ha de dar un "salto adelante" hacia los Estados Unidos de Europa, con la constitución de una unión bancaria y un gobierno económico del euro "de verdad".

Comenta esta noticia
Update CMP