28 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hito en la telebasura: una famosa recibe en directo la falsa muerte de su padre

Myriam Saavedra con su expareja, Carlos Lozano

Myriam Saavedra con su expareja, Carlos Lozano

Mediaset bate todo los récord de mal gusto con un pavoroso lío en vivo que incluye a una célebre concursante, un supuesto periodista y un cadáver muy vivo.

 

 

Que la televisión y los comunicadores que en ella habitan son decisivos, para bien y para mal, lo sabe todo el mundo y lo demuestran, en tiempos de pandemia, cadenas como Telecinco y Antena 3 y presentadores como Vicente Vallés y Jorge Javier Vázquez: no hay que ser muy lince para ubicar a cada uno de ellos en el lado de lo positivo o de lo negativo.

Pero el último hito de la telebasura ha sido especialmente sangrante y definitorio del estado ruinoso de ciertas pantallas que rebosan ese material de desecho que sale del intestino y es conocido por un nombre bien prosaico.

Nada menos que convertir una muerte "en directo" en un espectáculo circense, con una familiar del fallecido presente en el plató... y con un muerto que, en realidad, estaba muy vivo. Suena todo muy chusco, pero es lo que ha ocurrido hace unas horas en el ínclito "Sálvame" de Mediaset, como muestra esta imagen:

 

 

Lejos de esconder la vergüenza, presumieron de ella en Telecinco, dando normalidad a algo que no la tuvo. La escena presentó a Myriam Saavedra, famosa de saldo por participar en varios concursos tipo Gran Hermano y por ser la expareja del presentador Carlos Lozano, perorando sobre el mal estado de salud de su padre en su Perú natal.

Y siendo interrumpida por otro "periodista", Víctor Sandoval, para anunciarle allí mismo que su progenitor acaba de fallecer según la "exclusiva" que el susodicho había recibido en su teléfono móvil. El numerito subsiguiente es descriptible: lágrimas, salidas del plató... y la confirmación final de que todo era falso.

Lo curioso es que, después de ese bochorno, nadie haya anunciado medidas. Y no nos referimos a ajusticiar al pobre padre de la tronista reconvertida, sino al menos a dar un tirón de orejas al "tertuliano" lenguaraz que, como tantos otros, abre esa boquita y suelta por ella lo más grande. Ni Sálvame desaparecerá... ni el tal Sandoval se quedará en la nevera.

 

 

Viene a cuento recuperar este vídeo de las últimas horas para, al menos, demostrar el profundo contraste existente entre unos y otros, aunque todos se llamen periodistas y a todos se les ubique en el mismo medio, la televisión.

La cuestión es cómo la utiliza cada uno: Vicente Vallés para extraer a Pablo Iglesias unas palabras que ahora le entierran políticamente, desbordado por sus escándalos. Y los JJ de la vida matando a vivos y dejando un olor a muerto por el camino insoportable.

Comenta esta noticia