21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Máxima tensión: dos diputados del PSOE se enzarzan a voces en el Congreso

El portavoz del PSOE en la Comisión de Interior, Antonio Trevín.

El portavoz del PSOE en la Comisión de Interior, Antonio Trevín.

Los pedristas, crecidos, aprovechan el vacío de poder en la dirección del Grupo Parlamentario para pasar al cobro viejas facturas. A costa de provocar una imagen bochornosa.

La batalla campal que viven desde hace meses los 84 diputados del PSOE sumado al reciente vacío de poder tras la dimisión este domingo de Antonio Hernando como portavoz, han llevado al Grupo Parlamentario Socialista al más absoluto de los caos. Y una prueba de ello, con agarrada incluida, tuvo lugar en la tarde de este martes en la Comisión de Interior del Congreso y con medio centenar de diputados de todos los grupos como testigos.

Se debatía en este órgano parlamentario la ratificación de la Ponencia designada sobre el Proyecto de Ley sobre precursores de explosivos. Y los protagonistas, tres diputados socialistas: el portavoz en la Comisión, el asturiano Antonio Trevín, entusiasta susanista; Zaida Cantera, secretaria segunda; y Margarita Robles. Estas dos afines a Pedro Sánchez y rebeldes en su día con el no es no.

La insólita enganchada entre Trevín y Robles se produjo en el trámite de la votación. Trevín había encargado a su compañera y ponente de la ley, Ana María Botella, la fijación del voto del PSOE: en contra. Según testigos, fue entonces cuando Robles reclamó a Trevín explicaciones por ese voto, según confirmaron ambos a Efe.

Robles afeó a sus compañeros que el PSOE iba a ser el único partido en desmarcarse de la iniciativa. "No entendía por qué se iba a votar no, cuando creía que procedía votar que sí", explicó la exmagistrada.

Pero Trevín no se tomó nada bien el rifirrafe con su compañera de filas, a la que reprochó su actitud prepotente. Después, en declaraciones a los periodistas, el diputado reconoció que es la primera vez en seis años que un compañero pide explicaciones sobre el voto al ponente del grupo cuando lleva semanas trabajando en esta ley.

Y lamentó la "desautorización pública" delante de todos los miembros de la comisión. Así están las cosas mientras los socialistas esperan a su nuevo portavoz.

Comenta esta noticia
Update CMP