07 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Ejecutivo gallego pauta a los sectores económicos una vuelta segura

Ha elaborado, con la ayuda de los Clusters, un catálogo de guías con recomendaciones dirigidas a garantizar la seguridad en los diferentes sectores de actividad de cara a la desescalada

La Xunta de Galicia ha elaborado diferentes documentos con recomendaciones preventivas dirigidas a los diferentes sectores de actividad de cara a la vuelta paulatina a la actividad en la desescalada, en el marco de la pandemia de COVID-19. Todos ellos incluyen recomendaciones genéricas como guardar la distancia de seguridad, no ir a trabajar con fiebre, evitar actividades grupales y contacto físico y desplazarse de manera individual, y otros específicos propios de cada sector, elaborados con la colaboración de los clústers.

En este sentido, el Instituto de Seguridad y Salud Laboral (ISSGA) se ha encargado de elaborarlos y distribuirlos, mientras que el departamento de Economía ha mantenido también diferentes encuentros con sectores como el de la Construcción o el de la Automoción con el objetivo de garantizarles un regreso seguro a la actividad.

Así, se han preparado flyers y carteles con recomendaciones para el sector de mariscadores y rederas, que incluyen consejos como no compartir herramientas y trajes de trabajo, proteger el producto alimentario que se recoge, señalizar el camino con bandas para que no exista contacto, y organizar el acceso a embarcaciones, arenales o lonjas.

Xunta comercio

En el caso del comercio, recomiendan mantener dos metros de distancia entre personas, crear barrear en las zonas de mostradores y cajas, controlar el aforo y marcar un horario de preferencia para los mayores de 65 años, reforzar la ventilación, facilitar productos de desinfección y limpieza, fomentar el pago electrónico y tratar de usar mascarilla.

Reactivación del 100% de la obra pública

En el caso del sector de la construcción, desde la Xunta inciden en la necesidad de que vuelvan a la actividad, garantizando siempre las condiciones de seguridad y el cumplimiento de los protocolos. Para eso, entre otras medidas, se ha aprobado un plan de reactivación del 100% de la obra pública que estaba en ejecución en Galicia antes del estado de alarma, con 500 obras que suponen 5.300 puestos de trabajo.

La premisa es que se respeten las medidas de prevención manteniendo las distancias de seguridad, con el debido material de protección y reforzando las medidas de higiene. Y para cumplir ese objetivo es por lo que la Xunta lleva repartidas cerca de medio millón de máscaras entre los trabajadores de la construcción con la ayuda de los clusters y de las asociaciones empresariales.

Para las peluquerías, en Galicia sugieren que para garantizar la distancia de seguridad de dos metros, la guía especifica que, cuando no sea posible, será necesario el uso de máscaras. Contempla, además, la adaptación de horarios y turnos para evitar aglomeraciones de personal; reorganizar las áreas de trabajo dejando un puesto vacío entre clientes en las zonas de tocadores y lavacabezas; valorar si se pueden mantener las zonas de espera e instalar pantallas de separación o señalizar en el suelo advertencias para que se respeten las distancias.

También indica que es mejor no usar bandolera para portar las herramientas, y utilizar siempre ropa de trabajo y calzado específico que no se llevará fuera del local y que tendrá que ser trasladado en una bolsa cerrada para lavar con agua caliente (entre 60 y 90 grados) y los detergentes habituales. Por otra parte, indica que se empleen siempre productos recomendados por las autoridades sanitarias, entre los que no se encuentra el ozono.

Sobre la limpieza del establecimiento, se recomienda que se ventile regularmente y que se aumente la frecuencia de la limpieza de los espacios de trabajo y de las superficies que más se tocan. También, en la medida de lo posible, emplear materiales desechables y, aquellos que se reutilicen, tendrán que ser depositados después de atender a cada cliente en un contenedor con tapa, pedal y bolsa recambiable para su lavado.

En el caso de las oficinas, recuerdan que se guarden dos metros de seguridad, se utilicen mascarillas y guantes, y se delimiten las zonas de trabajo, que se evite coincidir en las zonas de paso o pequeñas, así como reforzar la ventilación y la limpieza y ventilación de las zonas de trabajo de manera frecuente.

En los supermercados inciden mucho en proteger el producto sin envasar en vitrinas, no compartir comida o bebida entre empleados, señalizar en el suelo los caminos por los que desplazarse con seguridad, organizar turnos para evitar contagios, controlar el acceso de los proveedores y reforzar el personal para evitar su carga física y mental en este momento tan complicado.

La Xunta también ha activado un programa para que los trabajadores afectados en Galicia por un Erte autorizado puedan solicitar en el banco un anticipo de hasta 1.500 euros mientras no cobren del Estado, con un máximo de 750 euros al mes. Además, las pymes y los autónomos pueden acceder a una línea de préstamos sin intereses para lograr liquidez.

 

Comenta esta noticia