GE Healthcare designa como centro europeo de referencia a una clínica Ascires

Centro Ascires Cetir Viladomat de Barcelona PET- Resonancia Magnética

Centro Ascires Cetir Viladomat de Barcelona PET- Resonancia Magnética

Tras una inversión de 15 millones de euros en 1.200 metros cuadrados, la clínica española dispondrá de tecnologías punteras de diagnóstico por imagen en su centro.

El centro médico Ascires Cetir Viladomat de Barcelona ha sido designado "Centro Europeo de Referencia" por parte de la compañía GE Healthcare. Este nombramiento implica su puesta a disposición de tecnologías punteras de diagnóstico por imagen y de investigación.

Además, el centro validará clínicamente nuevas técnicas de diagnóstico y formará a médicos de toda Europa en el uso de técnicas como PET/RM, resonancia magnética (RM) y tomografía computarizada (TC). Esta es la primera clínica privada en Europa reconocida por GE Healthcare como centro de referencia también para el desarrollo de la tecnología PET/RM.

1.200 metros cuadrados con gran equipamiento tecnológico

El centro cuenta con equipamiento avanzado en diagnóstico por imagen y en medicina nuclear, unos recursos para los que Ascires ha destinado más de 15 millones de euros, lo que la convierte, en materia de diagnóstico por imagen, en "uno de los centros médicos con mayor inversión en tecnología por metro cuadrado de España”, asegura Eduard Riera, responsable de medicina nuclear de Ascires Cetir.

Por otro lado, esta clínica es, en la actualidad, el único centro privado de Europa que dispone de un equipo de PET/RM con tiempo de vuelo, cuyo uso se destinará tanto al ámbito de la investigación como al de diagnóstico y tratamiento clínico. El PET/RM, que hasta hace pocos años se utilizaba exclusivamente en investigación, es una tecnología que permite realizar diagnósticos más precisos y de manera precoz, con menor exposición a la radiación, en especial para aquellas patologías en las que la resonancia magnética aporta mayor capacidad diagnóstica, como oncología, neurología y cardiología.

En el área de medicina nuclear, el equipamiento tecnológico se completa con un SPECT/TC y una nueva gammagrafía. Por lo que respecta al área de imagen, contará con una RM de 3 Teslas, un TAC, un densímetro, un ecógrafo y un mamógrafo y un telemando.

El centro cuenta, por otro lado, con una unidad URPA (Unidad de Recuperación Postanestésica) donde los pacientes reciben los cuidados necesarios asociados al proceso de recuperación gradual de las funciones orgánicas. 

Aplicaciones para oncología, neurología y cardiología

Gracias a esta innovación la clínica dispone de distintas aplicaciones como en el cáncer de próstata, una enfermedad prevalente en cuyo proceso participarán los profesionales de la clínica: desde el diagnóstico inicial hasta la evaluación posterapéutica, llegando incluso a hacer tratamientos en fases muy avanzadas de la enfermedad.

"Podemos estadificar el cáncer de próstata con técnicas de imagen, facilitar el cálculo de modulación de radioterapia, monitorizar la respuesta al tratamiento, determinar si reactiva o recidiva el tumor e incluso tratar sus consecuencias mediante terapia metabólica", asegura Riera. Además, "ante una sospecha bioquímica, somos capaces de discriminar un cáncer microscópico con técnicas de punción múltiple ecoguiada o de localizar un tumor macroscópico sospechoso con técnicas de imagen y aprovechar las mismas para biopsiar y determinar la benignidad o malignidad de la lesión".

TAC en el centro Ascires Cetir Viladomat

Otra patología en la que el equipo clínico también pueden intervenir durante gran parte de la evolución de la enfermedad es el cáncer de mama: "Disponemos de un equipo radiográfico de tomosíntesis mamaria, de ecógrafos de alta gama y de equipos RM 3 Teslas que permiten diagnosticar y dirigir la biopsia de lesiones mamarias en fases muy precoces de la enfermedad. Podemos, si es necesario, estadificar la enfermedad con técnicas muy avanzadas como la PET-RM y la TC multicorona. Estadificamos los ganglios axilares y loco-regionales mediante técnicas de cirugía radioguiada y podemos también seguir la evolución de la enfermedad y monitorizar la respuesta a la terapia mediante tecnología PET-RM y TC de ultra-baja dosis", señalara Riera.

En el campo de la neuroimagen, especialmente en ámbitos de la neurooncología, en trastornos de la vía dopaminérgica (como la enfermedad de Parkinson) y en el deterioro neurológico cognitivo (como la enfermedad de Alzheimer), Ascires dispone de equipos avanzados TC, RM 3 Teslas y PET-RM, con los que puede orientar el diagnóstico, determinar la extensión de la enfermedad y controlar evolutivamente la misma, monitorizando la respuesta terapéutica.

 

Apuesta por la investigación

En general, la clínica Ascires Cetir Viladomat de Barcelona tiene por objetivo convertirse en un centro de desarrollo del conocimiento y la investigación científica, ya que la tecnología que aporta el PET/RM abre múltiples posibilidades para el desarrollo de líneas de investigación futuras que permitirán ampliar su campo de aplicación en el diagnóstico de precisión.

En este sentido, "ya son muchas las universidades y hospitales públicos que han manifestado su interés en iniciar proyectos de investigación de manera conjunta con Ascires en este centro médico", asegura el doctor José Ferrer. Además, la clínica es centro habitual de visita y formación para médicos y técnicos especialistas de toda Europa interesados en conocer las nuevas tecnologías de imagen, especialmente en el entorno del Mediterráneo.

Comenta esta noticia