14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La movilización policial sugiere que la sentencia del 'procés' es inminente

El fallo del Tribunal Supremo se espera en cualquier momento desde este miércoles hasta pasada la fiesta del 12 de Octubre por lo que las Fuerzas de Seguridad están reforzando su presencia.

La Guardia Civil ha reforzado su dispositivo de apoyo a los Mossos en Cataluña con 350 antidisturbios, lo que podría indicar que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 'procés' es más que inminente. Los nuevos agentes desplegados se preparan ya para hacer frente a los posibles incidentes que puedan producirse una vez que se conozca la decisión judicial.

Los agentes de seguridad ciudadana de USECIC y de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil se sumarán a los de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que han sido enviados a Cataluña desde el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. Fuentes de Interior han explicado que, en todo caso, la Policía y la Guardia Civil actuarán "en el ámbito de sus competencias y en coordinación con los Mossos d'Esquadra".

 Los Mossos han activado a todos sus antidisturbios de la Brigada Mòbil (Brimo) y el Área Regional de Recursos Operativos (Arro) de cara a las movilizaciones anunciadas desde el segundo aniversario del 1-O, según trasladaron la Jefatura del cuerpo a los sindicatos en una reunión. La Policía Nacional también ha movilizado a una treintena de grupos de 'antidisturbios', en un dispositivo que puede alcanzar el millar de efectivos sobre el terreno.

El dispositivo policial se irá evaluando, con posibilidad de ser modificado al alza, teniendo en cuenta si grupos independentistas cumplen finalmente con los llamamientos de diferentes plataformas como Tsunami Democratic de responder con movilizaciones en la calle a la sentencia del 'procés', y si dichas concentraciones toman un cariz violento.

Comenta esta noticia
Update CMP