19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La ministra que aplaudió el puticlub de Villarejo condena ahora a la Faffe

Delgado calificó de “éxito total” la idea del comisario y no denunció las citas de sus colegas con menores en Colombia, pero se escandaliza ahora con las juergas a costa de la Junta.

A la ministra de Justicia le parece "repugnante" el "contribuir" a la explotación de la mujer desde la prostitución con dinero público. Pero aparentemente no opinaba igual cuando aplaudía la idea del ínclito comisario Villarejo de montar un prostíbulo para extraer información a personalidades; o contaba como un chascarrillo que compañeros de la Audiencia Nacional se citaban con menores durante un viaje a Colombia, según las famosas grabaciones desveladas hace pocas semanas en torno a una comida con Baltasar Garzón de actor y testigo.
 
Sea como fuere, Dolores Delgado ha recuperado el tono sensato e institucional y en sede parlamentaria ha declarado que "cualquier tipo de explotación a la que se vea sometida una mujer me parece denigrante y si se contribuye a esa explotación con dinero público me parece repugnante y merecedor de nuestra más firme condena”.

 

Delgado se ha pronunciado así durante la sesión de control al Gobierno del Congreso, donde la diputada del PP María Eugenia Romero le ha preguntado qué opina del uso de dinero público para pagar prostitución y tras hilar la cuestión con el tema de los directivos de la Fundación Andaluza para Fondos de Formación al Empleo (Faffe) que usaron, presuntamente, 'tarjetas black' para pagar en prostíbulos de distintos puntos de la comunidad andaluza.

La diputada ha afeado que se hayan puesto en marcha ya algunas medidas del pacto contra la violencia de género como las multas desde los ayuntamientos a clientes de este tipo de locales y en Andalucía se dé el caso de que algunos "pagaban con dinero público y con tarjetas de la Faffe" en estos lugares del alterne. "Es una sórdida situación que han calificado como actividad comercial, denigrante calificación sobre algo que explota a mujeres y niñas", ha añadido.

En respuesta, la ministra Delgado ha indicado, sin hacer referencia en ningún momento al tema de la Faffe, que cualquier uso de dinero público para financiar actividades privadas le parece "condenable" y, además, si se usa para fines como la prostitución es "repugnante". "Eso es igual en Andalucía, en Mallorca o en Azerbaiyán", ha añadido la ministra, quien ha detallado que en España más de 45.000 mujeres, niños y niñas son víctimas de explotación sexual y de la trata.

Además, somos el país europeo que consume más prostitución generando "miles de millones realmente escandalosos". Sin embargo, Delgado ha dejado claro que el PSOE es un partido que "ha dejado clara su oposición a este fenómeno" de la prostitución que "no es una profesión, sino un ataque a la libertad y la dignidad de miles de mujeres que cada día se ven obligadas a ejercerla por las mafias o por una terrible experiencia de marginación".

Sin duda, todo un contraste con lo que declaraba la ministra en aquella comida, que inevitablemente le ha dejado marcada para los restos de su vida política.

 

Comenta esta noticia
Update CMP