30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El FC Barcelona comienza su futuro desde atrás

El presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, está en sus últimas semanas como presidente del club, lo que no le ha impedido renovar a cuatro jugadores.

La tensión en Barcelona no cesa en los asuntos institucionales desde el día que se llevaron 8 goles en contra en la Champions ante un Bayern Múnich que fue campeón de la edición y se convirtió en un rodillo ante el club azulgrana. Suena repetitivo, pero ese punto de ruptura sigue dejando huella como efecto dominó.

El último de los problemas fue el burofax enviado a las oficinas del club para informar que la plantilla no estaba de acuerdo en la rebaja de 30 % salarial impuesta ante la crisis del coronavirus. Dicho documento fue firmado por 21 jugadores de la plantilla y solo tres se negaron a hacerlo: De Jong, Lenglet y Ter Stegen.

Aunque esto pudo significar la ruptura del vestuario tomando en cuenta que Messi y Ter Stegen estarían en desacuerdo en un tema tan delicado, el club anunció precisamente la renovación de esos tres jugadores y al mismo tiempo, la de Gerard Piqué, que más allá de la capitanía, es la viva representación del barcelonismo y considerado futuro presidente de la entidad.


Piqué 2024

El central no vive su mejor momento y desde hace meses su rendimiento viene en picada. Destellos momentáneos que no convencen cuando en las citas importantes falla de manera clamorosa, como en Lisboa ante el Bayern o como en el estreno de Champions, con una expulsión tan innecesaria como inexplicable.

Tendrá contrato hasta los 37 años de edad y parece más un movimiento simbólico que un verdadero proyecto deportivo, ya que desde hace al menos temporada y media en el Barcelona se busca un central de garantías que le acompañe o le suplante. ¿Será Eric García?.


Lenglet 2026

Y en esa búsqueda para renovar la defensa central llegó Lenglet desde el Sevilla. Clément cambió el Sánchez Pizjuán por el Camp Nou desde la 18/19, para pelear el puesto con Umtiti, Piqué y cuanto central apareciera en el fútbol de élite, pero con su firmeza le dejaron en los planes.

Hoy es de lejos el mejor central que tiene el equipo y en contraparte, el peor compañero para Piqué, no por su nivel, sino porque el español no tiene la velocidad de antaño para posicionarse detrás de un compañero dinámico y Lenglet termina siendo el verdadero salvavidas del club en el fondo, tanto en sus marcas como en las de Piqué.

La renovación llega como parte de asegurar las piezas funcionales para Koeman y para el club de cara al futuro, esperando la llegada de otro defensa que oxigene la zona y suba el nivel de la zaga.


De Jong 2026

La llegada de Koeman le dio la regularidad que no tuvo tras su salida del Ajax, pero no ha sido el eje que se esperaba en la medular, muy lejos de la imagen que ofrecía con este mismo técnico pero jugando con la selección de Holanda. Su juventud es la apuesta segura y los próximos seis años tendrá contrato azulgrana.

Ante los intentos fallidos con Thiago Alcántara, Fábregas y recientemente Aleñá o Arthur, el club parece haber encontrado ese mediocentro que tanto extrañan desde la salida de Xavi, respetando las obvias distancias. Su cercanía al estilo de juego característico del club, le hacen el candidato ideal para ser dueño del mediocampo.


Ter Stegen 2025

El portero alemán es posiblemente la segunda pieza más importante del club, solo después de Messi. Y ya lo ha demostrado en sus constantes intervenciones, dando la cara en muchas ocasiones y ahora, al haber apoyado al club en la rebaja salarial a pesar de tener 21 compañeros en la postura contraria.

Gran parte de la zona noble del club le visualiza como el futuro capitán y sus gestos dentro y fuera de la cancha le refuerzan de cara a esta posibilidad. Su renovación por los próximos cinco años asegura una gran valía en el arco.

Comenta esta noticia
Update CMP