29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra azuza a los radicales en una Diada que ignora al Covid con 107 "manis"

El presidente exigió este jueves al Rey y a Sánchez que pidan perdón por la muerte de Companys, mientras los CDR cortan las vías del tren quemando neumáticos.

El Gobierno de Torra celebra este viernes la Diada azuzando a los radicales. Las palabras del presidente llamando a la resistencia ante un Estado "autoritario y vengativo" ha sido suficiente para que este viernes las vías ferreas catalanas aparecieran cortadas tras la quema de neumáticos.

De hecho, tal y como ha confirmado Renfe, la circulación está interrumpida entre Barcelona y Figueras por dichos actos vandálicos que ha afectado a las instalaciones.

 Mientras, el presidente sigue agarrado al poder, a pesar de estar a las puertas de una inhabilitación por el Supremo que, por orden del propio Carles Puigdemont será el que marque los tiempos para convocar elecciones, mostrando así al independentismo como un mártir que se encuentra bajo el yugo de un Estado opresor que impide a Cataluña tomar sus propias decisiones, aunque el trasfondo no es otro que el interés electoral, debido a la gran división existente en el entramado de la antigua Convergencia.

Aun así, Torra, sigue ejerciendo como presidente y en su mensaje institucional con motivo de la Diada, ha recordado que este año se conmemora el 80 aniversario del asesinato de Companys y "España todavía no ha asumido su responsabilidad ni ha pedido disculpas al pueblo de Cataluña".

Torra exige perdón al Rey por el fusilamiento de Companys

"En esta Diada, exijo al Gobierno español un acto solemne en el que el jefe del Estado y el jefe del Gobierno, públicamente, pidan disculpas por la persecución, detención y fusilamiento del presidente Companys y de todos los miles de catalanes muertos en el exilio, en los campos nazis de concentración o en las prisiones catalanas", ha manifestado.

Así, ha recordado a los presos del 1-O y a los dirigentes independentistas en el extranjero, que "sufren aún hoy una persecución política propia de un Estado autoritario y vengativo".

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo catalán ha confiado en que lograrán persistir hasta conseguir la independencia: "Persistimos y persistiremos en esta voluntad democrática por la libertad hasta conseguir la plenitud nacional de nuestro país, la independencia".

Pero las exigencias independentista han continuado durante toda la jornada ya que este mismo viernes, la consellera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha llamado a celebrar la Diada de forma reivindicativa porque "sigue habiendo represión", tras la tradicional ofrenda floral en el monumento de Rafael Casanova.

 

 

Además, ha lamentado que en esta ocasión no haya una gran manifestación independentista para poder arrojar una cifra de personas que respalda el proyecto, pero ha insistido en que la forma no resta importancia a la reivindicación, porque "se necesita una respuesta al conflicto político que no puede pasar por la judicialización y debe pasar por la amnistía y el derecho a la autodeterminación".

Por su parte, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha acusado al Gobierno de no tener voluntad de resolver el conflicto y de estar "acomplejado por la presión de la extrema derecha", y ha insistido en una solución democrática basada en la amnistía y la autodeterminación.

 

 

Manifestaciones en toda Cataluña pese a la incidencia del coronavirus

Pero la ofrenda floral no será el único acto que se celebrará en Cataluña, sino que a pesar de la pandemia, las entidades independentistas celebraran 107 concentraciones repartidas en toda la comunidad a lo largo de la tarde.

La principal será en la plaza Letamendi, donde intervendrán los dirigentes de las entidades, y la ANC también ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a salir a los balcones a las 17:14 horas para exigir de nuevo la independencia.

Sin embargo, tal y como ha explicado el líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, la mitad de los catalanes no podrá celebrar su día grande.  "Tiendo la mano a las fuerzas moderadas y sensatas para que recuperemos la fraternidad entre todos los catalanes, los vínculos afectivos con el resto de España, el respeto y la admiración que siempre ha suscitado Cataluña", ha concluido.primir

Comenta esta noticia