Los 'falsos' argumentos de Compromís contra la millonaria inversión en Valencia

Compromís ha iniciado una campaña por tierra, mar y aire para tratar de paralizar la millonaria la inversión en el Puerto de Valencia que sí apoya su socio, el PSOE, y también la oposición

La vicepresidenta del Consell  ha empleado llamativos argumentos en su oposición a la ampliación del Puerto de Valencia, que retomó las obras hace cuatro años. Pendiente está el relleno de cerca de 1,4 millones de metros cuadrados que serán ganados al mar con un presupuesto cercano a los 300 millones de euros.

Mónica Oltra ha trazado un paralelismo entre la obra en el Puerto con los efectos que tuvo la planta Castor, el almacén submarino de gas construido frente a Vinaròs, cuya ejecución fue cancelada en 2013 después de provocar decenas de seísmos. La portavoz del tripartito valenciano mantiene que el desmantelamiento del almacén costará a todos los españoles 1.400 millones de euros y lo mismo podría pasar en el caso de llevarse a cabo la nueva estación de contenedores.

Si llamativa es la comparativa realizada por Oltra, el vídeo editado por su partido no lo es menos en la campaña contra la inversión de no menos 1.100 millones de euros,  prevista por una empresa holandesa para la construcción de la terminal de contenedores, a los que hay que añadir unos 300 en la playa de vías.

Compromís sostiene que la obra se sustenta en cuatro "pelotazos". Así se niega que la inversión generará empleo con el singular argumento de que el Puerto de Barcelona  es más pequeño y, en cambio, crea más puestos de trabajo. Los dirigentes del partido de la sonrisa parecen olvidar que el puerto de la ciudad Condal gestiona también Port Vell y los tres millones de turistas de cruceros, mientras que Valencia atrae unos 450.000 al año.

En la actualidad del Puerto de Valencia dependen 39.000 empleos, lo que supone más del 2% de total en la Comunidad.

En la misma  línea, se tacha de "falso" que la obra aporte riqueza a Valencia e incluso que favorezca las exportaciones. Los datos oficiales indican que entre el 75% y el 80% de lo que España importa o exporta va por mar, y casi el 40% pasa por el Valencia Port. Es decir, Valencia supone el 40% del sistema portuario español en la carga y descarga de contenedores y genera 2.500 millones de euros de valor añadido, el 2,5% del PIB de la Comunitat.

El debate político se centra ahora en la necesidad de elaborar una nueva Declaración de Impacto Ambiental que sirva justificar o, en caso contrario, paralizar unas obras  que se retomaron en 2015, tras la inauguración del dique norte.

La DIA ha sido aprobada por la Conselleria de Medio Ambiente, que dirige Compromís, y  deberá ser el Ministerio de Fomento,  presidido por el socialista valenciano José Luis Ábalos, el que decida en última instancia. El antecedente en el Parlamento valenciano es ilustrativo. El tripartito se dividió en la iniciativa que contó con el apoyo de Podemos y Compromís, mientras que el PSOE votaba con la oposición (PP, Ciudadanos y Vox).

Voces críticas en el PP y PSOE

Con todo,  la ampliación norte del Puerto de Valencia está provocando disensiones internas. El eurodiputado valenciano Estaban González Pons se mostró en contra del proyecto  por los posibles efectos medioambientales. Sin llegar tan lejos al argumentario de Compromís, que incluso  sostiene que el futuro del Parque Natural de La Albufera estaría en peligro de llevarse a cabo la nueva estación de contenedores, el vicepresidente de los pulares europeos  pide «garantías adicionales» para la protección de las playas en la ampliación del Puerto de Valencia. 

Mucho más contundente ha sido el ex secretario general de los socialistas valencianos Joan Romero, hasta el punto de que se ha alineado con cada una de las tesis defendidas por Compromís, incluida la económica. El catedrático de Geografía defiende, en una columna de opinión en El diario.es "claridad en el proceso", aunque en su opinión, la entrada y salida de camiones por el norte del Puerto es "inaceptable e inviable a estas alturas del siglo".

Entre tanto, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, también socialista y ex candidato a la alcaldía de Valencia, Aurelio Martínez, rechaza que la ampliación, ahora menor de la inicialmente prevista, tenga afección en el medio ambiente. Para ello esgrime la DIA elaborada en su momento y otros informes técnicos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP