21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Belén Esteban confirma que era cierto lo que Kiko Matamoros afirmó sobre ella

Mila y Belén, en pie de guerra contra Kiko Matamoros

Mila y Belén, en pie de guerra contra Kiko Matamoros

El adiós del colaborador ha provocado la ira de Mila Ximénez y Belén Esteban. Ambas están en pie de guerra contra él y no han tardado en replicarle duramente quedando la rubia en evidencia.

La salida de Kiko Matamoros de Sálvame no se ha producido en buenos términos. Y no por los responsables del programa, sino por Mila Ximénez y Belén Esteban, que se han revuelto contra él como si no hubiera en mañana. ¿Qué esconde tanto enfado? A veces da la sensación de que el grandullón ha hecho lo que a ellas les gustaría hacer pero no pueden. Otro punto podría ser la carga de culpa en este adiós que ellas mismas han depositado en sus espaldas. Es cierto que el colaborador admitió que la última pelea que mantuvo con Mila en plató fue la gota que colmó el vaso pero nunca el detonante. Es algo que llevaba meses meditando. Han sido un cúmulo de circunstancias las que han pesado en esta decisión. El formato exige mucho y llega un momento en que ya no se puede con tanto a cuestas. Es lo que le ha ocurrido a Matamoros, entre otras cosas.

En la entrevista que Kiko concedió a Sábado Deluxe afirmó que Belén Esteban no le gustaba porque representaba a una “España tétrica” y también que era “enemiga de la inteligencia”. Desgraciadamente, la rubia le ha dado la razón en la segunda parte al replicarle en Sálvame. "¿Y él qué carrera tiene? La misma que la mía. La carrera televisiva". Pues no, no es así. Matamoros es un tipo culto, leído y que ha desempeñado trabajos que requerían formación. Que en un momento de su vida optara por la televisión no quiere decir que esa sea su única salida. No es ningún secreto que Belén es consciente de su falta de formación. Sin embargo, lejos de aplicarse, ni que fuera leyendo un par de libros al año, sigue estirando el chicle de la incultura aferrándose a su esencia y a que la perdería si intentara cambiar: “Cada uno tiene sus metas en la vida. Yo sé dónde trabajo. Si hubiera estudiado habría sido una ejecutiva tremenda”. No se trata de adquirir formación universitaria pero sí unos mínimos conocimientos para, al menos, no darle patadas al diccionario. Que no se haya preocupado de avanzar en este sentido es una muestra más de su cabezonería y de que no escucha consejos. Sobre esto, Jorge Javier le ha explicado en diferentes ocasiones que la lectura no provoca sarpullidos, muy al contrario, potencia la amplitud de miras, ayuda a disminuir la cerrazón…

Mila Ximénez también se ha mostrado muy crítica con su ex compañero vía victimización: “Me habéis cogido como elemento de vapuleo por la información que yo tengo. Yo le di a tu mujer ayuda cuando me la pidió, pero ella me detesta porque ella sabe que yo sé más de lo que tú sabes”. Todavía falta por manifestarse Kiko Hernández, que junto con Belén y Mila se negó a grabar un mensaje que estaba previsto escuchara Matamoros en su entrevista del sábado. Sin duda, este tema va a colear. De momento, el ya ex colaborador de Sálvame no tiene intención de replicar. Se ha ido para respirar.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia