18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

9 trucos que no olvidarás si tienes niños en casa

Te encantarán porque simplifican y solucionan pequeños problemas

Tener niños en casa, entretenerlos o salir de viaje con ellos, ya sea de forma permanente o puntual, nunca es fácil. Pero como para todo hay infinidad de pequeños trucos que nos pueden ayudar a simplificar algunos problemas "tontos".

Apunta estos porque te van a encantar. 

 

1.-¿Está lloviendo, vienes por un camino con barro o simplemente no quieres que la suciedad de la calle entre en tu casa?. Dos simples gorros de ducha plegables que no ocupan nada en tu bolso te van a ahorrar más de una pasada de fregona.

 

2- Si quieres hacerle un arenero a tu hijo en el jardín, colócalo dentro de una pequeña tienda de camping. A él le encantará tener su "casita" y tú, cerrándola por las noches, evitarás que algún gato lo utilice para sus necesidades.

 

3.- Momento de pánico: tienes que cocinar y no tienes a mano una trona. Con una simple camiseta de tirantes puedes hacer un sujeta-bebés de emergencia.

 

4.- Quieres darles a tus hijos una pintura de la que vas a tener 100% de garantías de que es absolutamente inocua?. Reparte un yogur en cuatro partes, ponle a cada una de ellas un colorante alimentario diferente, mezcla bien hasta que quede una crema sin grumos... y voilá

 

5.- Si tu bebé tiene uno de esos momentos berrinche en los que no hay manera de que se quede quieto en su sillita, pon la lavadora y coloca al bebé delante. Seguro que te deja tranquila durante un buen rato 

 

6.- La cinta adhesiva es la gran aliada de los padres en las largas tardes de invierno en las que por culpa del frío o la lluvia nos tenemos que quedar en casa. Enseña a tus hijos a hacer con ellas unas estupendas pistas de carreras para que jueguen con sus cochecitos. Estarán la mar de entretenidos.

 

7.- Volvemos a la cinta adhesiva. Si la compras de pintor, también conocida como de enmascarar o de carrocero, tus hijos las pueden pintar primero y después decorar con ellas las paredes de su habitación sin que tengas que preocuparte por el resultado: después se quitan y ya está.

 

8.- Guardar las piezas de los juegos de construcción, puzzles o juegos de mesa suele ser una pesadilla; todas acaban mezcladas y siempre se terminan perdiendo, so pena de que almacenes decenas de cajas... o de que compres un zapatero de pared, a poder ser transparente– que suelen ser los más baratos–, y lo coloques en la habitación infantil. Mano de santo.

 

Si tienes que ir de viaje con tu bebé y te vas a alojar en un lugar que no tiene bañera, mete en tu maleta una piscina hinchable. No te ocupará apenas espacio y te hará la hora del baño mucho más sencilla. 

Comenta esta noticia
Update CMP