Alborache: un gran pueblo

El pueblo ha pedido información sobre el traslado de menores y ha preguntado a su alcaldesa, que no sabe o no quiere responder, para no asumir la responsabilidad de Oltra

Esta semanam cuando me dispongo a escribir estas líneas, no puedo dejar de pensar en el pueblo de Alborache. Es un municipio del interior de la provincia de Valencia, perteneciente a la Hoya de Buñol-Chiva, un pueblo tranquilo, confortable, pequeño, de unos mil doscientos habitantes, encantador, y lo mejor desde hace muchos años, sus vecinos.
Son una gente activa, trabajadora y amable, que recibe con los brazos abiertos a todas las personas. Muy especialmente los domingos por la mañana, a través de su mercado, conocido como “el mercadillo de Alborache” uno de los más grandes de la provincia, visita obligada para todos los de la comarca, e incluso más allá, ya que llegan de la ciudad de Valencia y comarcas limítrofes, aprovechando para comer en “San Jaime”, o visitar su “Ruta de los Molinos de agua“ y pasar un día estupendo.
Por ello, después de estar allí el pasado jueves, siento que tengo que ayudarles en su reivindicación, que no es otra que se les escuche, que se les informe, que se les atienda, que se les trate con dignidad como ciudadanos valencianos que son.
Porque no puedo dejar de pensar en cómo desde la vicepresidencia del Gobierno Valenciano se ningunea, tergiversa, y manipula una realidad, que no viene de otra situación, que de la incompetencia de Mónica Oltra en resolver las cuestiones relativas a los menores.
La realidad es clara y contundente: en Alborache, existe desde hace muchos años, “Un albergue juvenil” competencia del IVAJ (Instituto Valenciano de la Juventud ), destinado a ser alojamiento de ocio y esparcimiento juvenil, donde poder contactar los jóvenes con la naturaleza y bondades del territorio, en un enclave perfecto cercano a la Cueva del Truche, y las Palomas, a lo largo del río Juanes.
Conocidos y públicos son los problemas de la Conselleria de la Sra. Oltra, con el cuidado y atención de los menores, a través de toda la red, uno de los más significados es el Centro de Menores de Buñol ( población cercana a Alborache), por la saturación del centro, y los problemas de convivencia, incluso con los vecinos del pueblo, y agresiones que se han sucedido en los últimos años.
Con lo que no se le ha ocurrido otra cosa a la mandataria pública, que trasladar parte de esos niños, cual si trastos se tratará, de una instalación a otra, sin más rigor, ni previsión, ni información, simplemente en un deliberado y rancio ordeno y mando: “Quito el problema de aquí y lo pongo allí”. Lejos de cualquier planificación, previsión, especialización, condiciones, seguridad, … que es lo que no se ha puesto en práctica en los ya casi cuatro años de legislatura.
Y el pueblo ha pedido información, y ha preguntado a su alcaldesa, que no sabe o no quiere responder, para no asumir la responsabilidad de Oltra, pero que tampoco se atreve a ser contundente y clara en su posición como representante de Alborache que es su responsabilidad. Es lo que percibí el pasado jueves en el pleno.
Y el pueblo y sus gentes se levantan, y preguntan y no obtienen respuesta, nadie quiere responderles. Y se revelan cuando les acusan de insolidarios, porque creen que se puede convivir en paz y ayudar al que lo necesita, con condiciones y requisitos. No aceptan el olvido a un grave problema, que la Sra. Oltra quiere abandonar en Alborache.

 

Comenta esta noticia
Update CMP