02 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El demoledor rejonazo de Mónica Naranjo a una concursante arrasa en Telecinco

Mónica Naranjo no daba crédito a lo que le estaban contando.

Mónica Naranjo no daba crédito a lo que le estaban contando.

Si hasta la Princesa de Asturias tiene "vicio" con el programa qué no pasará con el resto de los mortales. Eso sí, la cosa pasa tanto de castaño oscuro que hasta la presentadora alucina.

Que La Isla de las Tentanciones se ha convertido en el nuevo gran éxito de Mediaset ya nadie lo duda a estas alturas de su emisión y hasta la Princesa de Asturias se dice, se comenta, se rumorea que es fan del formato para luego poder comentarlo con sus compañeros de cole al grito de "¡Estefaníiiaaaaa!".

Y es que sus protagonistas han cumplido con creces con las expectativas, vamos que están cayendo en la "tentación" (de eso se trataba) como golondros y encima luego tienen la soltura de justificarse ante sus parejas y el público incrédulo como si tal cosa.

La última en "fliparlo" ha sido la propia presentadora del invento, Mónica Naranjo, cuyos ojos abiertos de par en par al escuchar a Andrea lo decían todo este jueves de gala.

"Ismael me decepciona, a veces intento no comerme mucho la cabeza porque lo que quiero es hablar con él y que me explique. Me siento traicionada y hay muchas de las actitudes suyas que no son normales", dijo Andrea a su llegada a la hoguera.

Algo ante lo que una atónita Naranjo no pudo por menos que contestar con un legendario "zasca" que aún este viernes seguía arrasando en redes sociales: "Andrea, permíteme pero hay algo que no entiendo. Quieres que él te de explicaciones por un beso pero tú duermes con Óscar y te parece bien". 

Algo descolocada, Andrea respondió que "obviamente siempre he dicho que los dos nos tenemos que dar explicaciones".

A todo esto, la protagonista indiscutible del grito de moda en los últimos tiempos Estefanía, alias Fani, se llevó algún que otro chasco con Rubén, ahora que su novio Christofer ha abandonado el concurso por motivos evidentes. 

Resulta que Rubén ya no lo ve tan claro y duda de su futuro juntos porque "no me fío al cien por cien de ella". Además, Fani le propuso tener sexo en la piscina y él se negó: "Te he dicho que no lo voy a hacer con las cámaras delante. No van a tener esas imágenes de mí". 

Material más que suficiente para que Telecinco volviera a arrasar en la parrilla del prime time con un 25.2% y 3.099.000 espectadores después de que Cuatro hiciera lo propio justo antes con el partido de Copa del Rey entre Athletic y Barcelona que dejó fuera de la competición a los culés (24% y 4.140.000).

Comenta esta noticia