El Gobierno desbloquea la Marina de Valencia

Quid pro quo. Pedro Sánchez paga casi toda a deuda de la Marina valenciana y el Consell vota a favor del objetivo de déficit y deuda para las comunidades autónomas. La oposición critica que el acuerdo nos suponga más deuda. Compromís ve insuficiente el acuerdo y no apoyará el déficit cuando el debate vuelva al Congreso. 

Isabel Gemio tenía un programa en televisión llamado “hay una carta para ti”. Hoy a los consellers de Hacienda de las comunidades autónomas (españolas) les han dicho “hay una vídeo-conferencia para ti”. El Consejo de Política Fiscal y Financiera se ha celebrado este miércoles en esa novedosa modalidad, para no estropearle las vacaciones a nadie. Se votaba, por segunda vez, una mayor relajación del déficit de las comunidades autónomas para 2019-2021.

En la anterior ocasión las del PP votaron en contra y las del PSOE a favor, con la abstención de la Comunidad Valenciana para llamar una vez más la atención sobre nuestra histórica infrafinanciación. En estas circunstancias el voto valenciano cuenta poco, pero como por enmedio el Congreso rechazó los objetivo ha habido segunda vuelta. Y esta vez el Consell la ha aprovechado.

Porque en una intervención previa, la ministra Montero, el conseller Soler y el presidente Puig -a cambio del voto esta vez favorable de la Generalitat a los objetivos- han acordado que el Estado asuma 350 de los 400 millones de deuda de la Marina de Valencia, la contraída con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) por el Consorcio Valencia 2007, que dificulta extraordinariamente el desarrollo de esta zona de la ciudad. El resto, lo tendrán que apechugar la Generalitat y el Ayuntamiento.

A partir de ahí, las interpretaciones: las cuentas de la vieja para unos, o del Gran Capitán para otros.

Puig asegura que la Comunidad Valenciana se ve beneficiada con 850 millones: los 350 de la Marina, más 245 como consecuencia de la relajación del déficit, y, si se produce un nuevo cálculo del IVA nos ahorraremos otros 250 millones. Además -calcula el president- el Gobierno refinancia 1.000 millones de la deuda valenciana, que para de corto a largo plazo.

En cambio la oposición ve pan para hoy y hambre para mañana.

Toni Woodward, de Ciudadanos, dice que lo de la Marina va a suponer una deuda adicional de 245 millones, los del déficit relajado. Y que la “exitosa negociación” incluyendo la Marina es sólo una “huida hacia adelante” para no abordar el tema de la infrafinanciación. Porque recuerda Woodward que el verdadero problema, el de la deuda valenciana, ha crecido de los 37.000 millones de 2014 a los 46.000 de finales de 2017.

Rubén Ibáñez, del PP, insiste en la idea de que va a haber “más deuda y más déficit pero no una nueva financiación”, y remacha con que Puig “se arrodilla” ante los intereses de Pedro Sánchez.

Compromís, pese a ser socio del PSOE en tantas cosas, esta vez no le apoyará cuando el debate vuelva al Congreso. Los términos del acuerdo le parecen insuficientes para la infrafinanciada Comunidad Valenciana. 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP