22 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La amiga de la Reina cuenta cómo se siente y un segundo vídeo remata su imagen

No se habla de otra cosa, a las primeras imágenes de la polémica en la Catedral de Palma se han unido otras que corren como la pólvora por las redes y Doña Letizia ha roto su silencio.

Cuando parecía que Doña Letizia ya se había ganado el favor de los españoles y su popularidad subía en las encuestas, la polémica del vídeo grabado en la Catedral de Palma de Mallorca este domingo cuando terminaba la tradicional Misa de Pascua a la que acudió la Familia Real parece haber echado por tierra todo su trabajo de los últimos años.

Los escasos segundos que ya se han vuelto virales en los que se ve como la Reina impide a Doña Sofía hacerse una foto con sus nietas son la comidilla del país y no se habla de otra cosa. Por si fuera poco, al primer vídeo se ha añadido un segundo que también corre como la pólvora por las redes sociales.

 

En la escena posterior a la que protagonizan Doña Letizia, su suegra y sus hijas sucedió otra ya fuera de la Catedral delante de los periodistas y antes de la foto de familia oficial en la que se puede ver como la Reina Emérita besa en la frente a la Princesa Leonor e inmediatamente después, la Reina se acerca a su hija para limpiarle el beso de su abuela.

Llueve sobre mojado y los círculos íntimos de la Reina Letizia aseguran que está muy preocupada por toda la repercusión que están teniendo los vídeos. 

Según confesó su amiga Inma Aguilar en El Círculo de Ely del Valle en La Otra de Telemadrid, tras hablar con la Reina, "está muy preocupada y bastante desolada" con la situación porque "ha sido una tontería" y un "gesto natural".

Aguilar aseguró que ella está "muy comprometida con el cuidado de sus hijas, de su imagen, le preocupa quién les hace fotos, le preocupa dónde salen, quién se les acerca, es una reacción muy de madre".

Para la periodista, "Doña Letizia no ha sido educada en este tipo de situaciones, pero está muy comprometida con su trabajo, con la imagen de la institución, y de sus hijas, por eso está muy dolida. Además, es muy difícil, porque no puede salir a dar explicaciones, no puede aclarar lo que ha sucedido, es un blanco fácil".

 

Comenta esta noticia
Update CMP