21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los agentes de la UCO están sobrecogidos: "llevaba a Gabriel como a una alimaña"

Imagen de perfil de Facebook de Ana Julia Quezada.

Imagen de perfil de Facebook de Ana Julia Quezada.

Indignación y consternación en España tras la muerte de Gabriel Cruz. Con muchas incógnitas por resolver el caso pasará a la historia por la solidaridad y la reacción de la Guardia Civil.

España todavía permanece conmocionada tras conocerse, en la sobremesa de este domingo, el hallazgo del cadáver de Gabriel Cruz, el niño almeriense desaparecido hace ahora 12 días de una pequeña pedanía de Níjar (Almería) y la triste resolución del caso.

El impacto ha sido mayor al conocerse que ha sido Ana Julia Quezada la pareja sentimental de Ángel Cruz, el padre del niño, quien ha sido detenida como responsable de la muerte y desaparición de Gabriel y, sobre todo, de las escabrosas circunstancias de su detención con el cadáver del niño en el maletero del vehículo.

La hipocresía de Ana Julia, unido a la dureza de la escena hallada en el maletero, ha provocado una reacción de los agentes de la UCO de la Guardia Civil que difícilmente van a olvidar los numerosos testigos de la detención. Tras practicar de forma impecable detención, los agentes se unieron en un abrazo, en una piña y muchos de ellos rompieron a llorar. Entre lágrimas se ha cerrado el caso.

Algo que ha impresionado a los presentes. De esta forma han descargado toda la tensión acumulada estos doce días pero, sobre todo, desde el pasado sábado cuando la novia de Ángel supuestamente hallaba la camiseta del menor. 

Según ha podido saber ESdiario, desde ese momento pasaba a ser la principal (y única) sospechosa y varios agentes seguían cada movimiento de la mujer dominicana. Este domingo se precipitaron los acontecimientos. Los agentes pusieron un "cebo" a la madre. Unas imágenes de una cámara de vigilancia y algunos señuelos sobre el caso en lo medios provocaron que Ana Julia se trasladase a una cañada en donde se encontraba, en el interior de un pozo, el cuerpo de Gabriel Cruz

De allí sacaba el cuerpo del niño, lo introducía en su vehículo y poco después era interceptada por los agentes de la UCO. Eran los momentos de mayor tensión. Al abrir el maletero Gabriel yacía muerto, envuelto entre unos trapos y una manta y completamente embarrado. 

"Era como si trasladase un animal, una alimaña muerta en su maletero", lamentaba uno de los jóvenes agentes participantes en la detención. 

Quedan ahora tres días de interrogatorios antes de su pase a disposición judicial. Se especula con el hecho de que la muerte del niño se produjese el primer día de su desaparición, el 27 de febrero, pero otras informaciones apuntan a que podría haber estado vivo dos o tres días. 

Todo queda ahora pendiente del informe de la autopsia del pequeño. Fuentes próximas a la investigación han afirmado a este diario que el fallecimiento de Gabriel Cruz podría haber sido por asfixia. Son detalles que iremos conociendo en los próximos días. 

¡Cadena perpetua!

Unas 12.000 personas, según los datos ofrecidos por la Subdelegación de Gobierno, se han concentrado este domingo en Almería para guardar cinco minutos de silencio en memoria de Gabriel Cruz.

La concentración convocada por el Ayuntamiento de Almería ha tenido lugar en la Puerta de Purchena, el mismo sitio en el que hace dos días los padres del menor, Ángel Cruz y Patricia Ramírez, rogaron que su hijo fuera puesto en libertad por sus posibles captores ante unas 8.000 personas, muchas de las cuales llevaban lucían los 'pescaítos' que, a día de hoy, cuelgan en muchas fachadas y ventanas de Almería y que se han convertido en un símbolo para recordar al pequeño.

El profundo silencio de la concentración ha sido roto por un prolongado aplauso que han dirigido las autoridades, si bien tras él ha habido gritos de "justicia para Gabriel", "asesina" o "cadena perpetua", quienes han sido obviados por los representantes institucionales del Ayuntamiento de Almería, la Delegación de Gobierno, Guardia Civil y Policía Nacional, entre otros.

A la concentración ha asistido el delegado de Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien ha señalado que la investigación atraviesa "momentos decisivos" tras la detención de la sospechosa, por lo que se sigue trabajando en ella. "Sigamos confiando como siempre en la Guardia Civil, en el trabajo que ha hecho y que sigue haciendo", ha manifestado.

En esta línea, ha hecho una llamada a la "prudencia" antes de avanzar nuevos datos sobre el relato de la investigación. "Creo que tenemos que esperar", ha considerado Sanz, quien ha asegurado que aún "no se tienen todos los datos" tras ser preguntado cuándo se podrían tener resultados sobre la autopsia del menor, cuyo cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicinal Legal (IML). "Se trabaja sobre ello", ha apostillado al respecto.

Comenta esta noticia
Update CMP