Rafael Blasco, zen

El exconseller reaparece en Corts asegurando que no se quedó un euro, poniendo el ventilador, recomendando maldita hemeroteca, llamando demagoga a su acusadora, y deseando paz a todos.

Parecía un poco zen. No hippy, que eso es más bien cosa de Marcos Benavent, el autodenominado “yonki del dinero”. Pero el caso es que Rafael Blasco, en su reaparición en Les Corts tras tres años y medio en la cárcel, ha llegado a desear a los diputados del Caso Taula “buena campaña y mucha paz”.

Un deseo -el segundo- que ha hecho extensivo, en los pasillos, a los periodistas y los diputados: “mucha paz, que no se encanallen en el debate político, que se preocupen de los problemas de la gente, y que no caigamos en cosas como la comisión de hoy, en la que no tengo nada que ver, y en la que se ha habla de todo menos del objeto de la comisión”. Blasco, en su declaración ante los periodistas, ha querido destacar que “en las biografías de las personas hay cosas buenas y malas”, y que sus “éxitos políticos han quedado empañados” por su situación actual.

Ese espíritu casi navideño del ex-conseller venía avalado por un reflexivo período de privación de libertad, del que considera “insólito” haber recibido una media de dos cartas diarias de personas que piensan que “merezco otra oportunidad”.

Blasco ha calificado su paso por prisión de “experiencia dolorosa pero que te ayuda a profundizar en valores como la solidaridad, la humanidad”, y ha llegado a sugerir la creación de una comisión parlamentaria “porque hay personas inocentes dentro de la cárcel” por “fallos judiciales que no han tenido en cuenta muchas razones”, hay gente dentro por “cosas que a veces no tiene ninguna importancia”, ha añadido.

El cara a cara con su denunciante

Pero ese espíritu zen del ex-todopoderoso conseller se ha desvanecido por completo -sin perder las formas en ningún momento- en el cara a cara con los diputados de izquierda. A saber: Fabiola Meco (Podemos), Fran Ferri (Compromís) y especialmente la diputada socialista Clara Tirado, una de las denunciantes del Caso Cooperación por el que Blasco acabó condenado.

Tirado le ha llamado “símbolo de la corrupción valenciana” y se ha dicho convencida de que Blasco “puede ayudar mucho” en un caso -Taula- del que Rus “es considerado uno de los cerebros”, aunque paradójicamente la diputada ha añadido a continuación que “la credibilidad la tiene usted bastante en cuestión”.

Blasco ha replicado que “yo sí sé por qué estoy aquí y no es por Taula. Sé cómo se utilizan arteramente los mecanismos parlamentarios para generar cierta confusión”. Según él, “de Taula no puedo aportar nada”.

El ex-conseller ha polemizado con Tirado por la larga “contextualización” en las intervenciones de la diputada socialista, a la que ha acusado en determinados pasajes de querer darle “lecciones baratas”, y hacer “demagogia barata y populista cien por cien”. “No voy a cambiar de bando”, ha añadido Blasco cuando Tirado le ha instado a ello porque “no le debe nada al PP, no tiene nada que perder, y sí que ganar”.

“Autocrítica”

Como resulta evidente a estas alturas de crónica, la comparecencia de Blasco en Les Corts ha tenido dos partes claramente diferencias. La propiamente parlamentaria, en la que se le ha preguntado por casos como el de las ITVs que nada tenían que ver con el orden del día, y las amplias declaraciones a los periodistas (más de quince minutos) en los pasillos del parlamento valenciano.

Entre una y otra escena Blasco ha defendido que:

  • “He asumido la sentencia y los errores que conlleva, independientemente de mi opinión. No existe la justicia humana perfecta, y la divina es un milagro”. “Fui condenado por un tribunal justo”. “Sería estúpido que yo dijera ahora que soy inocente y que estoy de relleno en la cárcel”. Y sobre las negociaciones con Fiscalía, “los acuerdos los tendrá que plantear la Justicia. Reconoceré mis responsabilidades pero no el resto (de cosas)”.

  • “No tengo ninguna responsabilidad civil. Y no se le ha dado trascendencia a eso. Yo no tengo en mi sentencia ninguna responsabilidad de haberme quedado un solo euro del dinero que terceros defraudaron (a la Administración). El problema es que tengo desde nueve años una responsabilidad contable de carácter subsidiaria de las personas que estábamos al frente de la conselleria que el Tribunal de Cuentas no ha ejecutado. Ahora tengo lo justo para regresar a casa (tras la comparecencia). Mi único patrimonio son mi casa y la pensión de jubilación, y las tengo embargadas”.

  • “Me resistí a dimitir de mis responsabilidades políticas sin saber que iba a derivar en un juicio con este resultado”. “Tenía previsto salir del Consell antes, pero tenía la responsabilidad no sólo de la conselleria sino también de la portavocía del PP en un momento de dificultades para el PP y pensé que tenía que resistir al frente de mis responsabilidades”.

Refriegas entre diputados

La comisión de este lunes lleva la palabra “Taula” en su nombre. Los representantes del PP y Ciudadanos (Toni Subiela) han asegurado desconocer el motivo por el que se le haya llamado a declarar a Blasco. Fernando Pastor (PP) ha llegado a decir que “si no se llamara Rafael y si no se llamara Blasco no estaría aquí”, y ha acusado de “falta de rigor y escasa coherencia a la comisión”. En cambio para Fabiola Meco (Podemos) estas comisiones son importantes porque se pueden enviar cosas que se digan en ellas a Fiscalía.

La comisión ha derivado en enfrentamientos por alusiones veladas y cuestiones procedimentales especialmente entre Tirado y los miembros del PP presentes en la sala, pero también entre Tirado y la predidenta, Isaura Navarro (Compromís).

Ventilador

Rafael Blasco, que ha sido conseller con el PP pero también con el PSOE, no ha desaprovechado la ocasión para poner en marcha el ventilador y afirmar que en el PSPV de la época de Joan Lerma él vio “circulares a cargos públicos de la Administración pidiendo que se cobrasen comisiones del 10%”. El secretario de organización o de administración en aquellos momentos, ha dicho Blasco en los pasillos de la cámara, era Pedro Lorca.

“Tienen que recurrir a la maldita hemeroteca y verán cosas sorprendentes todavía”, ha recomendado Blasco a los periodistas.

 

 

 





Comenta esta noticia
Update CMP