La Fiesta socialista de la Rosa se adelanta en los premios Veïnat de Sedaví

La agrupación local del PSPV reúne en una cena a 230 militantes y altos cargos para iniciar, en la práctica, el curso político en la provincia de Valencia

José Cabanes y su equipo de militantes y concejales lo han vuelto a conseguir. Han convertido la entrega de los premios Veïnat y la cena posterior en el arranque del curso político en la comarca con más afiliados del PSPV en la Comunidad Valenciana, en l´Horta Sud, la que, a nivel interno,  los socialistas denominan "la cuarta provincia". Más de 230 militantes y altos cargos, entre ellos diputados autonómicos, provinciales y alcaldes, confraternizaron e intercambiaron reflexiones sobre actualidad y campaña ayer miércoles por la noche.

"Ahora ya no nos acordamos de cuando estábamos en la oposición", comentaba sonriente una diputada socialista en el ambiente de euforia y altas expectativas que vive el partido de Ximo Puig, sobre todo en la comarca de l´Horta Sud, uno de sus bastiones tradicionales. Sí, la dimisión de la exministra Carmen Montón salió a la palestra y salpimentó la cena. No obstante, las encuestas, la gestión de Pedro Sánchez y, principalmente, la del Consell, además de la propia en cada localidad, animaban la velada.

Michel Montaner, exalcalde de Xirivella, explicaba con entusiasmo a quien le preguntara los actos de presentación que está desarrollando de su libro ´El espíritu de Xirivella´, que relata los primeros síntomas y la posterior ola que envolvió la resurrección política del actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de quien Montaner fue uno de los grandes validos en la Comunidad Valenciana. El día 28 de este mes lo presentará en Cataluña con Miquel Iceta, el secretario general de los socialistas catalanes. Relataba el concejal de Xirivella que le falta cerrar fecha para hacerlo también en París tras una conversación con su alcaldesa, Anne Hidalgo.

El diputado Bartolomé Nofuentes prepara su propio viaje, este más inminente y lejano. Se va a China a sellar acuerdos, en representación de la Diputación de Valencia, con autoridades de diferentes áreas geográficas. Además de suscribir convenios, trasladará la importancia geoestratégica de la provincia. Carmen Martínez, su alcaldesa y diputada autonómica, se perdió la cena por cuestiones de salud. Fue uno de los escasos cargos de la comarca ausentes.

José Cabanes, el portavoz socialista local y exalcalde, logra reunirlos a todos. O casi. Incluso al secretario de organización autonómico, José Muñoz; o a la secretaria general provincial, Mercedes Caballeros. Ambos, diputados autonómicos. Y tanto el actual secretario general comarcal y concejal de Torrent, Andrés Campos, como su predecesor y alcalde de Albal, Ramón Marí, también participaban en la concurrida y alargada mesa de altos cargos. Este último lo hacía sentado junto al alcalde de Torrent, Juan Jesús Ros. Y muy cerca, Susi Ferrer, una de las jóvenes promesas del socialismo comarcal y edil de Cultura, Comunicación, Turismo y Participación Ciudadana también de ese municipio, de Torrent. Solamente por citar algunos ejemplos.

Otra cuestión que se debatió es la de la Fiesta de la Rosa en el jardín del Turia de Valencia, que se celebra este domingo. Los más entusiastas esperan la presencia de Pedro Sánchez, aunque quienes observan con mayor realismo el acto apuestan por el ministro de Fomento e histórico dirigente socialista, José Luis Ábalos, como principal protagonista.

 Y la antesala a todo este intercambio de reflexiones, chascarrillos e inquietudes la constituye el acto en sí: la entrega de los premios Veïnat, que ya cumple ocho años y que la lleva a cabo la agrupación socialista para reconocer la labor de algún ciudadano ilustre de Sedaví. En este caso recayó en Fernando Llorca, quien fuera alcalde, empresario y "persona que siempre está dispuesta a echar una mano a sus vecinos", como lo definían. En otros años este galardón lo obtuvieron Cáritas, la asociación local de lucha contra el cáncer, las amas de casa, Xelo Berrocal, Manuel Pastrana o Carmen Pla.

La agrupación de Sedaví volvió a demostrar su fuerza y capacidad de convocatoria. Con alrededor de 90 afiliados, supera el censo de municipios cercanos con más población. Lo hizo, de nuevo, en el marco de las celebraciones locales y consiguiendo congregar a una buena pléyade de cargos socialistas en un ambiente de armonía endulzado por la mejora de sus expectativas electorales. Parecía casi una anticipación de la Fiesta de la Rosa.

 

Comenta esta noticia
Update CMP