25 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Toñi Salazar, destrozada emocionalmente, sorprenderá en la guerra contra su ex

Toñi Salazar no atraviesa por su mejor momento.

Toñi Salazar no atraviesa por su mejor momento.

No atraviesa un buen momento. Lejos de la cima que tocó con Azúcar Moreno los recursos han mermado y la desesperación se ha apoderado de ella. Unos whatsapp incendiarios no ayudan.

 

 

No es la primera vez que en ESdiario reflejamos la crisis emocional que en los últimos tiempos atraviesa Toñi Salazar. La escasez de trabajo y la anulación de bolos y conciertos por la pandemia le han hecho ver la vida de otra manera. Los recursos económicos han mermado, es por eso que la desesperación y la rabia se apoderan de la artista cuando piensa en el patrimonio que hizo y que ahora no tiene: “Me he pasado la vida trabajando y ahora no tengo nada”. Una afirmación posiblemente exagerada pero que no está exenta de verdad, porque Azúcar Moreno vivió en la década de los 90 y en la del 2000 años gloriosos de éxito.


El dúo tocó la cima musical en nuestro país y también en Estados Únidos y Latinoamérica, que les permitió llevar una vida de lujo. En esa época Toñi Salazar y Pedro Rilo formaban una pareja estable, una felicidad que se prolongó durante casi dos décadas y que incluso tras la separación ambos continuaron manteniendo una relación cordial y cercana.

Tanto Toñi como Pedro rehicieron sus vidas por separado y nunca hubo dardos envenenados, al menos públicamente, ni por una ni por otra parte. Pero ahora todo es distinto, hace meses que la artista persigue al compositor para reclamarle una parte del piso de Marbella donde Rilo vive con su novia desde hace 13 años. Toñi y Pedro la adquirieron en el año 2000, pero las escrituras están a nombre de él. Y por otra parte Borja, el hijo de Toñi, le reclama un coche cuya compra se efectuó en 2018, pero que está a nombre de la madre de Rilo.

El pasado 25 de octubre madre e hijo viajaron hasta Marbella con la intención de hablar con Rilo, él no estaba en casa y optaron por entrar en la vivienda y llevarse el coche. Ahora les ha denunciado por allanamiento de morada, coacción y amenazas. 

Por su parte Salazar no acierta a explicar que artillería documental puede presentar para reclamar estos bienes, pero si me habla de la decepción emocional con su expareja a quien tacha de “aprovechado”: “Estoy desencajada, no puedo hablar, me encuentro muy mal. Han sido muchos años con Pedro, yo le he querido mucho, ahora veo que él a mi no. Reconoció a mi hijo que lleva sus apellidos y ahora le quiere llevar a la cárcel”.

Visceral e impulsiva le envió unos whatsapp incendiarios que el músico también ha denunciado y que rezam así en la denuncia: “Nos da igual que no llames, nos suda los cojones todo, nosotros vamos a lo nuestro, nosotros vamos a por todas, de esto va a salir algo, tú no vas a vivir tranquilo… tranquilo que te busco y te encuentro Pedrito, a ti y a tu familia. A mi lo que mi importa es mi nieta y yo, y a los demás que os den por culo”.

Pedro elegía Espejo Público para responder a estos mensajes de su expareja: “Me siento muy triste y me parece todo esto muy desafortunado. No me lo esperaba de una familia a la que le he dado la vida”.

A partir de ahora Borja tomará las riendas en esta guerra con Pedro Rilo que ya no tiene marcha atrás: “Mi madre y yo vamos a demostrar que miente, tenemos documentación que
demuestra que a mi madre le corresponde una parte del piso de Marbella y también puedo demostrar que el coche es mío", asegura contundente.

Borja también me responde a la acusación del allanamiento de morada: “Viajamos a Marbella para hablar con Pedro, él no estaba en casa y como consideramos que esa casa también es nuestra llamamos a un cerrajero y entramos. Cogí las llaves del coche, que es mío, y regresamos a Madrid. El coche lo sigo teniendo yo porque voy a demostrar que es de mi empresa. Yo tengo un concesionario de coches y lo puedo acreditar aunque en la factura figure que está a nombre de mi abuela (se refiere a la madre de Rilo, titular del vehículo)". 

Los Salazar ya preparan sendas denuncias contra Pedro Rilo, sus abogados lo están estudiando y en pocos días saldrá la artillería documental que dicen tener

Por otra parte, Toñi demostrará mediante este whatsapp que avisaron a Pedro de lo sucedido antes de que este interpusiese la denuncia: “Hola Pedro, era para avisarte que el coche se lo llevó Borja ya, porque como no estabas en casa ni contestabas para que lo sepas. Me dice que para entrar tendrás que llamar a un cerrajero, ellos están sin línea, cualquier cosa llamas a Borja”.

Borja Rilo Salazar lo tiene claro: “Lo que ha contado Pedro es una sarta de mentiras y lo vamos a demostrar”. Los Salazar ya preparan sendas denuncias contra Pedro Rilo, sus abogados lo están estudiando y en pocos días saldrá la artillería documental que dicen tener para reclamar los bienes.
Una guerra abierta que promete capítulos que se prolongarán en el tiempo, un cruce de denuncias que lejos de llegar a un acuerdo de partes se resolverá en los juzgados.

Comenta esta noticia
Update CMP