Enfado de Puig por el acuerdo del PP en defensa del trasvase el Tajo-Segura

Ximo Puig en la cena de verano que el PSPV celebró en Dénica

Ximo Puig en la cena de verano que el PSPV celebró en Dénica

La última iniciativa del PP en pro del trasvase del Tajo-Segura, tras la iniciativa de la ministra Ribera, ha dejado al presidente Puig descolado y dolido.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se ha quedado fuera del frente común Alicante-Murcia por el trasvase Tajo-Segura y ha manifestado su malestar. Como les contábamos este lunes, el jefe del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras, y el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, dejaron claro este lunes que no permitirán que "se recorte ni un solo litro de agua del trasvase Tajo-Segura".

El encuentro se produjo ante el "desasosiego" generado por la última medida de la ministra Teresa Ribera de dar entrada a los municipios ribereños del embalse Entrepeñas-Buendía, contrarios al trasvase, en la Comisión de Explotación del Trasvase, de la que quedan excluidos, sin embargo, los agentes relacionados con las cuestiones hídricas y el riego de la Vega del Segura. La alianza de los populares ha tenido su resultado a tenor por el malestar expresado por el jefe del Consell.

A la reunión no fue invitado el presidente Ximo Puig ni representantes del gobierno del Botànic, máxime cuando ha sido la decisión de una compañera de partido la que ha levantado los ánimos de los regantes del sur de Alicante y de Murcia.

Por ello, Puig ha acusado al PP de querer "abrir la guerra del agua" y ha advertido a los 'populares' de que hacer "política partidista es un grave error y no soluciona nada". Así lo dijo el lunes por la noche en la tradicional cena de verano que los socialistas valencianos organizaron en Dénia (Alicante).

El líder de los socialistas valencianos apuntó al respecto que mantendrá "la armonía institucional" en todo momento "con todos los responsables políticos y con todas las instituciones" y, por tanto, no ve "ningún problema". No obstante, el presidente lamentó que el PP "quiera volver a abrir la guerra del agua" y subrayó que cuando los 'populares' gobernaban todas las instituciones generaron "una gran guerra que fue estéril para los intereses de los ciudadanos y de los regantes", según ha informado el PSPV en un comunicado.

"Nosotros en estos cuatro años hemos demostrado que defendemos los intereses de los regantes de la Comunitat; que los defendemos con intensidad; que queremos que el trasvase continúe, a la vez que queremos hablar desde la racionalidad y no hacer política partidista del agua, que es un grave error", dijo Puig, quien insistió en que la "confrontación" es "un grave error y no ayuda a solucionar el problema de los regantes".

El presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE recalcó que se va a trabajar "para garantizar los derechos de los regantes desde el diálogo y la firmeza, sin estridencia, porque es la vía inteligente para solucionar una situación complicada".

Sin embargo, para los populares de Alicante y Murcia es “urgente” hacer frente común a la decisión del Ministerio de Transición Ecológica de excluir a los regantes alicantinos y murcianos de las decisiones que se tomen en la Comisión de Explotación del trasvase Tajo-Segura.

La decisión del Gobierno de integrar en este órgano a los municipios ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía, contrarios al trasvase, y al gobierno de Castilla-La Mancha y de no contar con los usuarios del sureste español es una cuestión que, según Carlos Mazón y López Miras, va en detrimento de los intereses de los murcianos, los alicantinos y los almerienses.

Si no se produce la rectificación, según explicaron, “no tendremos más remedio que exigir también que todos los municipios afectados de Murcia y Alicante tengan la misma presencia en dicha Comisión, con lo cual volveremos a desnaturalizarla”.

El PP da un paso más en el Congreso

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, subrayó que el PP está adoptando iniciativas "ante la falta de actuación de Puig, que continúa de brazos cruzados y dando la espalda a los regantes de Alicante" y ha añadido que la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, "todavía no ha dicho si está a favor del trasvase Tajo-Segura y si lo va a defender, no solo de palabra sino también en los tribunales".

Respecto a la incorporación en la Comisión de Explotación del Trasvase de municipios ribereños, Bonig ha criticado que "han metido a los ribereños de Castilla-La Mancha que están en contra del trasvase, pero no están los 35 municipios de Alicante que también están afectados por el trasvase".

Un día después de la cumbre del PP en Murcia,  el grupo popular en el Congreso daba un paso más en la defensa del trasvase Tajo-Segura al presenta una iniciativa instando al Gobierno de Pedro Sánchez a parar cualquier cambio en el marco normativo del trasvase que "conlleve cesiones y permita politizaciones partidistas".

El objetivo de la iniciativa, en palabras de la diputada Isabel Borrego, es "impedir cambios normativos y la politización de la comisión técnica que autoriza los trasvases del Tajo al Segura, que es lo que pretende el PSOE con el compromiso adquirido por la ministra de Transición Ecológica y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, para incluir a los municipios ribereños del río Tajo en la Comisión Central del Acueducto".

La diputada ha explicado que desde el PP "estamos trabajando para conseguir configurar los mayores apoyos posibles a la iniciativa". "Vamos a intentar configurar una mayoría en el Congreso de los Diputados para impedir el cierre del trasvase como pretende Pedro Sánchez", dice.

Comenta esta noticia
Update CMP