20 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alaya desvela la trampa que intentó Susana para reventar el juicio de los EREs

Alaya se ha cruzado en la Audiencia Provincial de Sevilla con los acusados más famosos del caso que instruyó.

Alaya se ha cruzado en la Audiencia Provincial de Sevilla con los acusados más famosos del caso que instruyó.

La magistrada, con quien varios de los acusados se han cruzado estos días en la Audiencia Provincial de Sevilla, conoce bien los intentos de la Junta por torpedear lo que ella empezó.

Era cuestión de horas que el juicio de la pieza política de los EREs, que empezó este miércoles con 22 exaltos cargos de la Junta de Andalucía sentados en el banquillo de los acusados, salpicara a Susana Díaz.

La presidenta andaluza se vio rodeada por la oposición en la sesión de control al Gobierno este jueves en el Parlamento, y acabó pidiendo respeto para Manuel Chaves y José Antonio Griñán, "dos personas honestas y decentes".

Tanto Juan Manuel Moreno, del PP, como Teresa Rodríguez, de Podemos, blandieron el juicio contra Díaz, que trabajó a las órdenes de José Antonio Griñán -para el que la Fiscalía pide seis años de cárcel- como consejera de Presidencia. 

El portavoz de los populares le reprochó a la socialista, entre otras cosas, que la Junta que ella preside tratara de "infiltrarse en el juicio" como acusación particular, para luego defender a los expresidentes y el resto de exaltos cargos inculpados.

Como no coló -en esta pieza, en otras sí- la Junta cambió de estrategia y el año pasado pidió el archivo de la causa con este argumento: "No existen pruebas que avalen el presunto conocimiento que los encausados pudieran tener de las irregularidades que se venían cometiendo en la concesión de ayudas". 

De los intentos del Gobierno socialista de Díaz por infiltrarse en las distintas ramificaciones judiciales de los EREs sabe mucho la juez Mercedes Alaya, primera instructora del caso y con quien los acusados han coincidido estos días por los pasillos de la Audiencia Provincial de Sevilla.

La magistrada ya advirtió cuál era la trampa de la administración que preside Susana Díaz en una conferencia que dio a comienzos de año y que cobra plena vigencia ahora. "La Junta de Andalucía se personaba como acusación particular porque quería defender el buen nombre de la Junta de Andalucía pero en realidad lo que hacía era una defensa, una doble defensa, de los imputados en aquel procedimiento".

Lo hizo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, en una conferencia titulada La independencia judicial en una sociedad democrática

Durante la segunda sesión del juicio, celebrada este jueves, se produjo la lectura de los escritos de defensa de ocho de los acusados, entre ellos los de Chaves y Griñán, cuyos abogados insistieron en que sus patrocinados ni conocieron ni pudieron conocer el presunto fraude.

Comenta esta noticia
Update CMP