19 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tras confesar Kiko sus adicciones, Isabel Pantoja recibe otro golpe tremebundo

Por si no hubiera tenido suficiente con la durísima confesión de su hijo en vivo y en directo y en horario de máxima audiencia acaba de recibir otra mala noticia casi al mismo tiempo.

Después de que Kiko Rivera confesara este martes en GH DÚO una complicada adicción a las drogas durante años y que logró superar gracias a la ayuda de Irene Rosales y de su madre, Isabel Pantoja, la tonadillera vuelve a sufrir un duro golpe que la coloca en el centro de la polémica una vez más. 

Cantora, la finca que Isabel Pantoja y Kiko Rivera heredaron de Paquirri, está a punto de ponerse en subasta pública, tal y como informan desde la revista Lecturas, desde donde también se anuncia que sobre la casa pesan embargos valorados en más de cuatro millones de euros. 

La famosa finca y hogar de la tonadillera desde hace 30 años cuenta con dos nuevos embargos por valor de 397.371,98 euros, uno proveniente de las deudas de la artista y otras por las de Kiko Rivera, quien habría entrado en el concurso de Telecinco con la intención de solventar la situación. 

Isabel Pantoja heredó el 52,4% de la propiedad mientras Kiko recibía el 47,6%, siendo el 11 de diciembre del 2018 embargada una parte de la finca que pertenecía al cantante valorada en 58.5,82 euros, habiendo ya embargada otra parte por un valor de 338.818,16 euros. 

Pero estos no serían los únicos embargos y es que las hipotecas pedidas por la artista para hacer frente a sus pagos con hacienda hacen que el total del cargo ascienda a 4.206.61 euros. La tasación de la finca realizada en 2015 ronda los 4.348.409 euros, lo que podría suponer el embargo de la propiedad. 

Comenta esta noticia
Update CMP