25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos y separatistas entran en pánico y rabia por el éxito de la manifestación

Iglesias y Puigdemont, hace dos años en la Generalitat

Iglesias y Puigdemont, hace dos años en la Generalitat

El líder de Podemos teme "perder el poder", mientras que el nacionalismo tiembla por la demostración cívica que Puigdemont presenta como un ataque a Cataluña.

La masiva manifestación a favor de la unidad de España y por la convocatoria de Elecciones Generales no le ha sentado bien ni al Gobierno ni a Podemos ni a los independentistas. El propio presidente del Gobierno ha evidenciado sus nervios al presentar el evento, sin una palabra de más, como una herramienta de PP, Cs y Vox para "enfrentar a los españoles", una expresión que no utiliza ni siquiera para referirse a los nacionalistas,pese a haber quebrado la convivencia en Cataluña y con el resto de España.

Los mismos nervios ha mostrado Pablo Iglesias quien, en un ataque de pánico en Twitter, donde sigue activo pese a su supuesta baja por paternidad, ha confesado su principal temor: "Si perdemos ese poder, España habrá perdido su herramienta más eficaz frente a la reacción".

Contra Sánchez

En la misma serie de tuits, el líder de Podemos ha aprovechado además para arremeter contra Pedro Sánchez, con un mensaje que a la vez es un canto al pacto con el nacionalismo: "Que el Gobierno no lo haya terminado de entender explica su debilidad, su soledad y sus bandazos. Era obvio que ni la vieja guardia, ni los barones conservadores le iban a ayudar".

 

 

Por su parte, el tótem de la independencia unilateral, Carles Puigdemont, ha pretendido defender que existen más catalanes en la calle pidiendo secesión que españoles reclamando unidad, aunque su mezcla de rabia y vértigo ha quedado manifiesta al intentar presentar la manifestación como un fracaso para, a continuación, calificarla de una especie de agresión "contra el Gobierno de Cataluña".

"Reaccionarios"

Finalmente, en la misma línea de ira e inquietud, el coordinador de IU y diputado de Podemos, Alberto Garzón, sentenció con otro exabrupto: "Utilizan el nacionalismo y el odio para enfrentar a unos contra otros. Son un residuo, muy numeroso, del pasado. Son las fuerzas reaccionarias que nunca se fueron".

Comenta esta noticia
Update CMP