Las reflexiones del expresidente Camps con la mirada puesta en un futuro próximo

Francisco Camps.

Francisco Camps.

Resalta cuales son las tres obsesiones de la izquierda y sostiene que Pedro Sánchez pretende destruir "nuestras alianzas de intereses compartidos con las democracias occidentales y los EEUU"

Francisco Camps sigue sin desechar la posibilidad de volver a la política 'popular' y deja la decisión en manos del Partido Popular. "Si mi partido me lo ofrece, volveré".  Así lo ha afirmado el exdirigente valenciano en una entrevista con el diario ABC, en la que además de mostrar su ideario político, ha hablado sobre la importancia de Dios y de la familia, y de la relación de estos aspectos con su trabajo.

"Trabajamos para el ciudadano, no para el político de enfrente". "Siempre hay tiempo para lo que amas. Para Dios, para los hijos, para el trabajo. Para lo importante. Desconfía si alguien te dice que no tiene tiempo. Es que no lo importas lo suficiente", ha expresado Camps que ha salido absuelto hasta la fecha de todos los procesos que han puestos en marcha sus adversarios políticos del PSOE y Compromís, aunque aún tiene pendiente una pieza del caso Gürtel en la Audiencia Nacional. 

 

En lo referente a la política lo tiene claro; aboga por el bipartidismo como solución para la prosperidad y critica las "tres obsesiones de la izquierda", la unidad de España, la educación y la Iglesia, acusando a el ex presidente Rodríguez Zapatero como responsable de "descoser la convivencia entre los que pensamos distinto".

"España no tendrá solución hasta que los votantes de izquierda se queden todos en el PSOE y el PP sea la casa común del centro derecha. Pablo Casado es el único que puede ser presidente. Cualquier otra opción es inviable. De todos modos, déjame decirte que el único populismo radical que existe en España es el de Podemos. No encaja en la Constitución ni en las democracias occidentales. Vox sí encaja. Pero es esencial volver al bipartidismo", así se ha referido al bipartidismo y a la moción de censura defendida por el partido de Santiago Abascal.

El expresidente vuelve a defender la política de derechas clasificándola como la "normal" y refiriéndoselo al bando izquierdo como "un lío". Además, defiende la necesidad de reconquistar la hegemonía de Madrid y de Valencia que les llevaría al gobierno y que acabaría con la estrategia de la izquierda de "destruir la imagen del PP " para "evitar la mayoría absoluta". "Cada vez que los socialistas tienen un problema, se inventan un caso de corrupción en Madrid o Valencia, y luego nunca piden perdón cuando las causas se archivan."

También insta al diario El País a "disculparse con sus lectores, por no haberles contado la verdad", en lo que se refiere al seguimiento de su caso.

Con la mirada puesta en un futuro próximo, Camps habla de la "falta de capacidad para gobernar" del PSOE a la que se "impondrá el proyecto ideológico" y compara la situación con la trayectoria de Zapatero. Camps asegura que Pedro Sánchez, a quien distingue del PSOE, quiere "arrinconar a la monarquía, pactar con el independentismo, destruir el sistema constitucional y nuestras alianzas de intereses compartidos con las democracias occidentales y los Estados Unidos". Y concluye afirmando, "como el propio Zapatero dijo, nuestros referentes serán Venezuela, China y Turquía".

 

Comenta esta noticia