Los acólitos de Esquerra Republicana en Valencia salen trasquilados

Rufián, la cara más visible a nivel nacional de ERC, camina bajo la atenta mirada de Pedro Sánchez

Rufián, la cara más visible a nivel nacional de ERC, camina bajo la atenta mirada de Pedro Sánchez

¿Quién paga manda? Eso debieron pensar los dirigentes de ERPV que pretendía que se publicase una entrevista en un periódico del grupo Moll elaborada por el propio partido independentista

El partido de  Oriol Junqueras  y Gabriel Rufián, a través de su rama valenciana, Esquerra Republicana del País Valenciano (ERPV), anda tirando espuma por la redes tras el revés recibido el  9 d'octubre, día de la Comunitat Valenciana. 

Los de ERC argumentan que habían contratado un "paquete publicitario" en el diario Levante-EMV, del grupo Moll, que en realidad consistía en una entrevista cocinada (elaborada por la propia formación independentista) a dos de sus dirigentes. La directora del periódico, Lydia del Canto, decidió no aceptar el dinero de ERC para publicar una autoentrevista  en la que se hacía una oda al supuesto crecimiento del "soberanismo" en la Comunitat.

La decisión, basada en criterios periodísticos y adoptado por un empresa privada que, como cualquier otra, tiene reservado el derecho de admisión, ha irritado a la dirección del partido catalán -con ínfimo respaldo en las tres provincias valencianas- hasta el punto de hablar de "censura" y atacar a la periodista

En un singular comunicado, ERC destaca que "en todo este asunto, queremos remarcar la profesionalidad y amabilidad que han tenido los trabajadores de Levante-EMV con los cuales hemos estado en contacto para preparar todos los materiales, no sólo esta entrevista, trabajadores que nos hacen sufrir cuando pensamos en la dirección con la que trabajan", han remarcado centrando su ataque en la directora del medio y sin respetar su derecho a publicar lo que considera oportuno en el periódico de titularidad privada del que es la máxima responsable. Por su comentario, ERC deja claro una forma de actuar en la que prima pensar que pagando tiene derecho a imponer su pseudoentrevista.

Del Canto ha preferido optar por un elegante silencio, para no dar "publicidad", esta vez gratuita, al partido del Pere Aragonés García, presidente en funciones de la Generalitat Catalana.

Comenta esta noticia