Puig habla de un Plan Marshall para recuperar la Vega Baja

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha advertido del "enorme impacto" económico del temporal de lluvias en la comarca alicantina de la Vega Baja, donde "muchas personas se van a quedar sin trabajo" y el "sector agroalimentario ha quedado absolutamente arruinado".

En este sentido, ha reiterado que el próximo viernes el Consell se reunirá en Orihuela, donde aprobará en pleno un primer decreto de ayudas para los afectados. "Ahí se tomarán una serie medidas de carácter urgente, después se necesita es ir mas allá", con un "plan de reconstrucción de la comarca, una especie de Plan Marshall con ayudas de la Unión Europea y del Gobierno de España", ha señalado.

Así se ha pronunciado en declaraciones a los medios este domingo, en el que ha visitado junto con la ministra de Defensa, Margarita Robles, el Centro de Mando de la UME en Orihuela, la localidad de Rojales y Guardamar del Segura, entre otros puntos de la comarca afectados por el temporal.

Puig ha asegurado que el Consell va a pedir "de manera inmediata" ayudas al Gobierno de España y a la Unión Europea, "en una planificación ordenada porque el impacto es enorme, socioeconómicamente esta comarca está muy tocada y hay que dar una respuesta contundente", ha subrayado.

El 'president' ha asegurado que el Consell está "en contacto permanente con todos los ministerios", pero ha puntualizado que la administración se centra ahora en la "gestión primordial", la emergencia de las personas aisladas, sin suministro eléctrico ni agua. "En este instante lo que necesitamos es taponar todo aquello que está hiriendo la comarca", "necesitamos restablecer la mínima normalidad, a partir de ese momento empezaremos a hablar de la reconstrucción y renacimiento de esta comarca", ha indicado.

En esta reconstrucción "tienen que contribuir tanto la UE como España y todas las instituciones porque ha habido un impacto muy grande económico, mucha personas se van a quedar sin trabajo, el sector agroalimentario ha quedado absolutamente arruinado", ha añadido, antes de reivindicar una "mirada solidaria y de compromiso real de todas las instituciones".

Puig: "En esta reconstrucción tienen que contribuir tanto la UE como España y todas las instituciones porque ha habido un impacto muy grande económico, mucha personas se van a quedar sin trabajo, el sector agroalimentario ha quedado absolutamente arruinado"

Además, Puig se ha referido a la nueva rotura de la mota del río Segura en Almoradí, que está "provocando una extraordinaria avenida del río que lleva hasta Rojales, Dolores". Ha advertido del riesgo de un "desboque absolutamente incontratable" y que "hay que buscar la fórmula de bajar la intensidad y fuerza".

En esta línea, ha señalado que aunque "en el conjunto de la comarca esta bajando el río", "hay lugares donde la situación puede estar peor en unas horas" por la rotura. "En algunas zonas tendrán una situación muy difícil", ha alertado, para referirse en concreto a Rojales o Dolores.

Llamada del Rey

El Rey Felipe VI ha llamado este domingo al presidente de la Generalitat para interesarse por la situación de la comarca de la Vega Baja y la Comunitat Valenciana tras el paso del temporal derivado de una depresión aislada en niveles altos (DANA).

Puig ha recibido la llamada de Felipe VI en Rojales, según ha explicado a través de redes sociales. El Rey ha trasladado al presidente de la Generalitat su solidaridad y apoyo a todas las personas afectadas en la Comunitat Valenciana, así como a quienes trabajan por la seguridad los ciudadanos.

Felipe VI también ha llamado este domingo a los presidentes de Andalucía, Murcia y Castilla- La Mancha para interesarse por los efectos del temporal en estas regiones.

Comenta esta noticia
Update CMP