Ciudadanos agranda su mapa de poder local en la Comunitat Valenciana

Sergio Alfaro logró revalidar la alcaldía de Loriguilla para Ciudadanos en mayo

Sergio Alfaro logró revalidar la alcaldía de Loriguilla para Ciudadanos en mayo

El partido que preside Albert Rivera ha cerrado pactos a lo largo del verano con alcaldes socialistas en Alcásser, Xàtiva o Sueca y sigue negociando en otros municipios

Ciudadanos ha aprovechado el verano para cerrar pactos de gobierno, sobre todo en municipios donde PP o PSPV mandaban en minoría, y acrecentar su poder municipal. A sus siete alcaldías suma en el ámbito valenciano una treintena de pactos de gobierno, en algunos casos con alternancia en la vara de mando, como en Real de Montroy (con PSPV-PSOE) o en Rocafort (con PP), y en otros asumiendo delegaciones, caso de Xàtiva, dirigida por el socialista Roger Cerdá, o de la propia ciudad de Alicante, con el popular Luis Barcala.

Algunos de estos pactos se han cerrado en las últimas semanas, como ha ocurrido en Alcàsser, donde la ex diputada autonomía María José García ha asumido las delegaciones de Urbanismo y Servicios en un consistorio dirigido por Eva Zamora. En Xàtiva o en Sueca, también con alcaldías socialistas como Alcásser, los acuerdos igualmente los han sellado durante el verano, semanas después de la investidura.

En la capital de la Costera los dos ediles naranjas, Juan Giner y María Beltrán, han asumido Policía Local y Fallas, respectivamente. Mientras, en Sueca, Ciudadanos, que votó en la investidura al socialista Dimas Vázquez para evitar que gobernara la candidatura más votada, encabezada por Raquel Tamarit, de Compromís, ha asumido posteriormente las segunda y sexta tenencia de alcaldía y las delegaciones de Patrimonio, Deportes y Protocolo, por parte de su edil Celia Beltrán, y Policía Local y Protección Civil, en manos del otro concejal de Cs, Carlos Ramírez. Junto al alicantino San Fulgencio, son los cuatro municipios de la Comunitat Valenciana en que Ciudadanos ha suscrito acuerdos de gobierno con alcaldías del PSOE.

De momento, porque están tejiéndose más acuerdos. El comité autonómico de pactos, integrado por el sindic, Toni Cantó, y las concejalas de Alicante y Benicàssim, Mari Carmen Sánchez Cristina Fernández, sigue trabajando.

Con el Partido Popular ha rubricado una 12 de pactos para integrarse en el equipo de gobierno. Lo ha hecho, además de en la capital alicantina, en los municipios de Bétera, Macastre, Puzol, Godelleta, Massanassa, El Campello, Mutxamel, Calpe, Callosa´de Segura, Orihuela y Benicássim.

Esa tendencia mayoritaria a inclinarse por el PP se invierte en el caso de alcaldías compartidas, donde Ciudadanos tiene más pactos cerrados con grupos socialistas. En concreto, con el partido que dirige Pedro Sánchez a nivel nacional se alternará al frente de la población valenciana de Real de Montroi, de las alicantinas Daya Nueva, Benejúzar (con ese pacto impiden que gobierne la lista más votada del PP) y San Joan; y de las castellonense de Castellnovo y Oropesa. Mientras, con los populares rotará  en tres poblaciones de la provincia de Valencia: Beniflà, Vilamarxant y Rocafort.

A estas alcaldías que ostenta hasta que se produzca el cambio o que dirigirá ya avanzado el mandato se suman cuatro con las que ya cuenta por haber logrado mayoría absoluta en los comicios del pasado 26 de mayo: Caudete de las Fuentes (su alcaldesa, Vanesa López, ha cosechado una holgada mayoría absoluta de cinco sobre siete concejales), Cofrentes (Salvador Honrrubia arrasó, con siete sobre nueve), Llanera de Ranes (Antonio Vicente Lluch también consiguió un triunfo sobresaliente con otros siete de nueve) y Castell de Guadalest (Enrique Ponsoda tiene cuatro de cinco ediles).

Con mayoría simple Ciudadanos obtuvo la vara de mando en los plenos de investidura de junio en Loriguilla (Sergio Alfaro), Barx (Miguel Donet) en la provincia de Valencia, y Castalla (Antonio Bernabeu) y Granja de Rocamora (Javier Mora), en la de Alicante.

Comenta esta noticia
Update CMP