06 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El imperio que Arturo Fernández dejó “muy atado” antes de fallecer: las claves

Arturo Fernández dejó bien atado su patrimonio.

Arturo Fernández dejó bien atado su patrimonio.

El actor sabía de interpretación, y mucho, pero menos de gestión. Algo por lo cual se rodeó de los mejores expertos para realizar las finanzas pertinentes en vida y tras su fallecimiento.

 

 

El actor asturiano Arturo Fernández fue previsor. Antes de fallecer decidió incorporar su patrimonio a la sociedad JANDRO, S.A.

El contenido de esta sociedad es lo que se ha puesto en venta en estas últimas semanas. La S.A., JANDRO esta compuesta por dos socios, Arturo Fernández y Carmen Quesada, con similar número de acciones. La sociedad contiene el gran chalet de Alcobendas (Madrid) donde vivió hasta sus últimos días el actor y dos grandes pisos en Oviedo. Uno de estos dos bienes inmuebles fue donde vivieron sus padres y que posteriormente lo adquirió.

El segundo fue el que compró Arturo Fernández en una planta inferior y en los últimos años de su vida incorporó. Estas tres propiedades son las que se venden por parte de la sociedad. Al fallecer también se poseía una cantidad dineraria que se divide entre los herederos. Por una parte Carmen y por otra lo tres hijos de Arturo, Arturo Junior, Bobi y Pati nacidos de su matrimonio con Isabel Sanset.

Recientemente hemos conocido que el chalet de Madrid está en venta según adelantaba la revista Semana. El precio de venta son 840.000. Una parcela de 2.000 metros y uno de los mejores jardines de la zona. Su hogar donde disfrutó de las temporadas en las que trabajaba en el teatro en la capital española. Cuando tenía libre, huía a su querida Marbella con su mujer, Carmen Quesada.

Este bien inmueble no ha entrado en colación a la masa hereditaria de Arturo Fernández. La casa de Marbella es de su viuda. Esta gran mansión- una parte de ella- es la que se alquila desde hace unas semanas como hotelito turístico.

Marbella junto a Asturias fueron los dos destinos preferidos de Arturo Fernández. Su Asturias del alma estuvo presente hasta en su funeral. La gaitas acompañaron su despedida en la Iglesia de Jesús de Medinaceli.

A todo esto, el actor poseía tres bienes inmuebles en la zona de Iglesia en el barrio de Chamberí en Madrid. Estos tres pisos fueron repartidos en vida a sus tres hijos Arturo, Bobi, y Pati antes de fallecer.

ESdiario se ha puesto en contacto con Quesada y no quiere entrar en el tema de la herencia de la sociedad que mantuvo con el actor. “No voy a hacer ninguna declaración”. Carmen está alejada de la capital donde vive su confinamiento en la casa de Marbella.


Quien también está viviendo su especial confinamiento es José Ortega Cano. El diestro cartagenero decidió apartarse de Madrid antes de entrar en vigor el Decreto del Gobierno el pasado 14 de marzo. El matador de toros, junto a su hijo José María y la tata del pequeño se trasladaron a su casa de la playa muy cerca de donde tienen el domiciilo estival su hermana Carmen Ortega Cano y su cuñado Aniceto. Su otra hermana Conchi opta por sus periodos vacacionales en otra zona de nuestro país, en Murcia.

Carmen Ortega Cano es la persona que más pendiente está de su hermano en estos duros momentos para el torero. José no está llevando bien la lejanía de su mujer y la participación en Supervivientes. No tanto por el concurso sino por las consecuencias que conlleva el programa de Mediaset. La participación de Ana María Aldón abre capítulos antiguos del pasado y abrirá unos nuevos que de momento se desconocen.

Tendrá que volver Ana María Aldón para ver que sucede con el futuro.

Comenta esta noticia