21 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La temeridad del dúo Sánchez e Iglesias espanta a la ministra de Economía

Nadia Calviño no se encuentra a gusto en el Gobierno del PSOE, que acaba de corregir sus previsiones económicas para 2018 y 2019. Hay quien sostiene incluso que ha pensado en dimitir.

Hace poco más de un mes, Nadia Calviño participó en una conferencia organizada por la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) junto al comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, socialista -dato importante- y el hombre que debe revisar las previsiones económicas aprobadas este mismo lunes por el Gobierno de Pedro Sánchez.  

En aquel acto, la ministra de Economía sostuvo que el Gobierno de España iba a mantener la previsión de que el PIB creciera este año el 2,7%, la misma que tenía el Ejecutivo anterior. 

A las pocas semanas, los economistas se han encontrado por sorpresa con que el Gobierno del PSOE ha rebajado una décima su objetivo para 2018, al 2,6%. Y otra para 2019, hasta dejarlo en el 2,3%. En contra de lo prometido por la titular de Economía.

Calviño ha tenido que tragar saliva cuando, después del Consejo de Ministros extraordinario de este lunes, ha comparecido junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y esta última ha restado importancia a la rebaja del optimismo del Gobierno.

Hace unas semanas la ministra de Economía aseguró que el Gobierno iba a mantener su previsión de crecimiento

Y es que la ministra de Economía, alta funcionaria de la UE hasta junio (era precisamente directora general de Presupuestos de la Comisión Europea), se encuentra cada vez más desubicada en un Ejecutivo que ha aumentado el objetivo de déficit público para el año que viene hasta el 1,8% del PIB (frente al 1,3% aprobado por el Ejecutivo del PP).

De hecho el columnista Ignacio de la Rica, que escribe diariamente en la contraportada de Expansión, firma este lunes un artículo titulado El papelón de Calviño en el que revela la incomodidad de la ministra en el equipo de Sánchez

"Dentro de unos años, cuando Nadia Calviño sea consejera de alguna multimillonaria empresa tecnológica, publicará un libro para justificar su (breve) etapa de ministra de Economía en el gobierno más dañino de la era democrática", se lamenta. 

Y continúa: "Confesará que avisó al presidente de que los Presupuestos para el año 2019 provocarían un repunte del paro, que perjudicarán el crecimiento económico y que, incluso, economistas reputados -"de los nuestros"- avisaban que podrían devolvernos al negro periodo de la recesión". 

¿Habrá tenido Calviño la tentación de dimitir vistos los Presupuestos?

De la Rica, habitualmente bien informado, se atreve a asegurar incluso que la ministra de Economía habrá pensado en presentar su dimisión por estar en desacuerdo con los Presupuestos acordados por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Presupuestos que siguen dando mucho que hablar pero que no parece que la Comisión Europea vaya a echar para atrás, habida cuenta de la buena relación entre Calviño y el comisario Moscovici

A pesar de la rebaja del crecimiento previsto, el Gobierno ha decidido seguir con las previsiones de empleo contempladas inicialmente, con lo que se mantiene en el 15,5% la tasa de paro para este año y en el 13,8% para 2019.

Con estas cifras, el Ejecutivo calcula un alza del PIB nominal del 3,9% este año y del 4,1% el próximo. Según Calviño, las medidas incluidas en el borrador presupuestario, con unos ingresos d e 5.678 millones y unos gastos previstos de 5.098 millones, tendrá un impacto "neutro" en el crecimiento real de la economía española en 2019.

Comenta esta noticia
Update CMP