23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los presupuestos de Sánchez e Iglesias aumentarán la ruina en España

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Con la economía, el empleo, el consumo y los ingresos desplomados; aumentar el gasto con dinero que no existe o es de Europa generará recortes y pobreza a muy corto plazo.

 

Con una puesta en escena simplemente inaceptable que presentó el acuerdo de dos socios de Gobierno como un hito histórico mientras la EPA confirmaba el desplome del empleo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias presentaron los primeros Presupuestos viables del presidente en dos legislaturas.

Y si las formas fueron sangrantes, por anteponer la propaganda a la imprescindible contención que reclama el drama nacional vigente, el fondo es terrible: con la economía paralizada como en pocos lugares en el mundo, el Gobierno se decanta temerariamente por incrementar la deuda pública gastando en un solo año los recursos nacionales y los préstamos europeos.

Se trata, a toda costa, de consolidar la supuesta condición social de un Gobierno que, en realidad, lo hipoteca todo a un fin secundario e insostenible  con tal de promocionar una imagen propia artificial y caduca: todo lo que sea expandir el gasto y subir los impuestos con un mercado laboral hundido, una epidemia de cierres empresariales y una caída del consumo; equivale a incrementar la deuda y la pobreza a muy corto plazo.

 

El supuesto carácter "expansivo" de los Presupuestos tiene una vida tan efímera como la de las transferencias europeas, cuyo destino legal han de ser las inversiones pero pueden acabar dedicándose a gasto corriente. Y el resto lo confían a una subida de la recaudación fiscal, tan improcedente como insuficiente.

La liquidación de ingresos fiscales de los últimos años difícilmente ha superado los 205.000 millones, con un pico de 212.000, lo que ya indica un desfase entre el gasto previsto en los PGE y la capacidad de ingresos reales del Estado.

Sánchez e Iglesias quieren gastar más de lo que se ingresaban en los años buenos, con dinero ajeno efímero y sin reformas

Que además se desplomará aún más a finales de año, con un dato escalofriante que ya lo indica: la caída entre abril y julio fue ya del 16%, y será mucho mayor cuando se conozca la dimensión de los estragos del último trimestre de 2020, sin la menor duda terribles.

El escenario reclamaba reformas estructurales; reducción de la estructura pública para mantener los servicios sin incrementar la presión fiscal y un gran acuerdo nacional con las fuerzas políticas más representativas y, desde luego, los representantes de empresas y trabajadores.

En lugar de eso, Sánchez e Iglesias han optado por el marketing de autobombo y por agudizar la crisis hasta llevar al país a la ruina: con un paro aproximándose al 20%; una deuda superior al PIB; un déficit real cercano a los 160.000 millones de euros y la paralización del consumo y los sectores industriales clave; centrarse en la propaganda a cualquier precio se acerca a la negligencia y acerca al país a la quiebra.

Comenta esta noticia
Update CMP