26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El plan de Sánchez: que Ayuso pida la alarma y sea el principio de su fin

Sánchez sigue con su "operación derribo" contra la presidenta de Madrid.

Sánchez sigue con su "operación derribo" contra la presidenta de Madrid.

Moncloa ha activado su plan B tras constatar la negativa de Inés Arrimadas a participar en una temeraria moción de censura contra la Puerta del Sol. Más maniobras desleales.

La operación derribo del PSOE contra la presidenta de la Comunidad de Madrid continúa. Y visto que el plan A de Moncloa contra Isabel Díaz Ayuso -la moción de censura imposible tras la negativa de Cs a ser cómplice necesario- ha fracasado, arranca el plan B. Lo destapa este jueves el director de ESdiario, Antonio Martín Beaumont, en un revelador artículo en el diario La Razón. Una hoja de ruta que pasa por forzar a Ayuso a pedir a Pedro Sánchez que decrete un nuevo estado de alarma para la región.

"Sería, vaticinaban en La Moncloa, una jugada ganadora para Sánchez: Presentarse como el salvador ante la incapacidad de una Comunidad a obrar frente al indiscriminado ataque del virus. En el núcleo duro de Pedro Sánchez vienen soñando con la imagen de Isabel Díaz Ayuso, punta de lanza del PP, ante un Pleno del Congreso de los Diputados pidiendo un estado de alarma para Madrid cuando "su jefe Pablo Casado ha estigmatizado la figura constitucional", informa Beaumont.

Todo en una jornada, la de este jueves, convertida en un impasse que debe culminar el viernes con el anuncio de un paquete drástico de medidas en Madrid para intentar frenar la nueva ofensiva del Covid.

Tras mantener un significativo silencio en las frenéticas últimas horas, el vicepresidente y líder de Ciudadanos en la CAM, Ignacio Aguado, ha reaparecido para reconocer que la situación está "empeorando", por lo que se van a necesitar "más esfuerzos". Y ha manifestado que es "urgente y necesario" que el Moncloa se implique. Allanando el camino a la estrategia socialista tras la que muchos ven la larga mano de Iván Redondo.

Así lo ha trasladado Aguado en declaraciones a los medios un día después de que el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, deslizara que pueden llevarse a cabo restricciones de movilidad en zonas de la región con mayor casos de Covid.

"Hoy desde la humildad tengo que trasladar a los madrileños que la situación en la Comunidad no va bien. La realidad de la epidemia está empeorando y vamos a necesitar más esfuerzos. Pero estamos a tiempo de poder controlar esta situación y la curva si somos capaces todos de darnos una tregua política", ha enfatizado, para a continuación añadir que es necesario que se dejen a un lado las "pistolas dialécticas" y estén unidas las distintas administraciones.

En este punto, el vicepresidente autonómico ha pedido "dejar de crispar" a la población y "dejar de buscar culpables de lo que se está sucediendo para centrarse en ofrecer "soluciones conjuntas".

También ha salido a la palestra el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, para anunciar que el Gobierno de Ayuso ultima ya un plan de nueva medidas y lanzar un mensaje de calma a los madrileños.

 

Por su parte, desde el Gobierno de Pedro Sánchez, Carmen Calvo ha asegurado que en el Ejecutivo están "preocupados, vigilantes y dispuestos a apoyar" al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en todas las medidas que adopte, ya que, según ha recalcado, son ellos los que tienen las competencias, y no pueden "pisarlas".

 

Ayuso y su vicepresidente, Ignacio Aguado, en un pleno de la Asamblea de Madrid.

 

"Veremos si esas medidas nos parecen suficientes para ayudarles, arropar y, si no, estaremos en la coordinación y en la ayuda leal, pero justamente porque este asunto afecta fundamentalmente a Madrid, el Gobierno de España tiene que estar esperando a ver qué decide Madrid, rápidamente para coordinarnos y ayudar en todo lo posible", ha explicado la número dos de Sánchez.

Así lo ha asegurado en una entrevista en TVE, precisamente al ser preguntada en concreto sobre si el Gobierno contempla la posibilidad de volver a recurrir al estado de alarma para limitar la movilidad en esta Comunidad si la situación sigue empeorando.

Una partida de ajedrez puesta en marcha por Moncloa y en la que millones de madrileños son piezas involuntarias.

Comenta esta noticia