06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ussía mete el miedo en el cuerpo a Rajoy destrozando la encuesta que le consagra

El periodista siembra la sombra de la sospecha sobre el último y triunfal sondeo que arrojaba las mejoras noticias para el líder del PP después de la Convención Nacional de su partido.

No es que Alfonso Ussía no se fíe de la profesionalidad y limpieza de la última encuesta de La Razón sobre el entusiasmo que acompaña al líderazgo de Mariano Rajoy. Más bien duda de la sinceridad de los encuestados cuando un 69% afirma que le quiere como candidato a la presidencia del Gobierno y el 27.7% señala a Soraya Sáenz de Santamaría como la mejor sucesión. Y ya que estaba señala a María Pico, jefa del Gabinete de Soraya, como la responsable de haber dirigido la encuesta.

Se basa Ussía en que "mi entorno es muy PP, y mi entorno es amplio" y no le "salen las cuentas ni con Rajoy y su permanencia ni con Soraya en la sucesión".

En plan alternativo, el periodista aporta "una encuestilla muy modesta que he elaborado con singular discreción en los últimos años. Entre exministros, ministros actuales y altos dirigentes del PP, el 90% pone en privado a Soraya a caer de un burro. Pero la temen, eso sí. Con pavor indisimulado. Y respecto a Rajoy, es probable que el número del 69% se deba al caudal de ambición de los mandos medios del PP, que están en Sevilla pasándolo de cine con el gracejo de Juanma Moreno. Me lo confesó un respetado dirigente socialista durante una cena atroz en el Club Siglo XXI posterior a una conferencia más atroz todavía: –Lo único bueno de los congresos de los partidos, es el ajetreo nocturno por los pasillos de los hoteles–". 

Y es que, según Ussía, "los partidos políticos son infinitamente más duros con los que ascienden que las empresas. En una empresa siempre hay un alto ejecutivo que se impone y promociona al joven que vale, entre otras razones, porque trabaja para el bien de esa empresa. En un partido político, la tapadera de la mediocridad no permite ascensos por mérito y convicción".

Así, "en Ciudadanos, Albert Rivera no es el referente. La referencia de convicción, de captación y de emoción es Inés Arrimadas. En el PP vasco, y como todos la descubrí por un vídeo colgado en las redes, hay una Beatriz Fanjul que emocionó a todos. No se casa con nadie, habla con serenidad y aplomo, hace autocrítica, lamenta la humillación que han padecido los heroicos políticos populares vascos y su desaparición paulatina ordenada por Rajoy y Soraya y ejecutada por Maroto y Oyarzábal. Desde aquella intervención, ésta chica está siendo silenciada. Ignoro si es alavesa, vizcaína o guipuzcoana, pero tres como ella – y estoy seguro de que existen–, levantarían de nuevo en territorio hostil al partido supuestamente liberal-conservador de España". 

 

Alfonso Ussía cree que "Rajoy tiene decidido no seguir, pero está claro que una votación libre entre los miembros con derecho a voto, dejaría en una situación muy desairada a Soraya, que acumula en su partido abundantes y caudalosas animadversiones. Ahí están Feijóo, González Pons, Cospedal, Pastor, Zoido, y más dignos políticos cuyos nombres y trayectorias se ocultan a los votantes. Para que el PP vuelva a serlo, es necesario que el complejo de inferioridad, la cobardía y el virus de la socialdemocracia desaparezcan. Que surjan los jóvenes. No se trata de elegir a los mejores para que triunfe una empresa privada. Se trata de España, sencillamente".

Comenta esta noticia
Update CMP