La alcaldable socialista Sandra Gómez destapa los defectos de Pablo Iglesias

Sandra Gómez tiene muy clara su campaña para conseguir la alcaldía de Valencia. Ha reforzado su equipo y empieza a marcar diferencias con sus socios, en especial Podemos.

Las encuestas empiezan a ser positivas para Sandra Gómez. Los socialistas, cuarta fuerza política en el Ayuntamiento de Valencia (5 concejales de 33), confían en el tirón de su JASP como alcaldable y en arrastrar a su caladero buena parte de los votos que en 2015 fueron a Compromís y a València en Comú, la marca blanca de Podemos, en caída libre. 

Las cuentas están en camino de salir.. Gómez lograría que su candidatura fuera la más votada de la izquierda, que mantendría la mayoría absoluta más o menos raspada en el cap i casal ¿Cuál es la estrategia de la dirigente del PSPV? Destacar su gestión, tener cada vez más presencia mediática y protagonismo y tratar con guante de sede a sus socios, aunque sea a costa de morderse la lengua.  Hoy no ha podido del todo. En el pulsómetro político en el que se ha convertido Sociedad Valenciana (Juanma Dómenech, 99.9), Gómez soltó dos sentencias con elegancia dirigidas al líder de Podemos y siempre utilizando el adverbio quizás para hacer más digeribles su sentencias.

"El principal defecto de Pablo Iglesias es  (...) este punto de protagonismo indebido en donde  se arroga unas prerrogativas y, sobre todo, una capacidad de decisión, que realmente no tiene". El remate, siempre con el condicional, fue a la escuadra: Iglesias tiene un "exceso de protagonismo, quizá interpretando un papel (que está) fuera de lugar". El ex compañero de partido de Gómez y vicepresidente del Consell con Lerma, Felipe Guardiola, remató la jugada: "Iglesias es un excéntrico y un payasete".

 Gómez: "Jordi Sebastià y las viejas soflamas de Podemos"

La socialista también habló de Compromís y de la clase "magistral" del ex eurodiputado y asesor en Bruselas Jordi Sebastià desvelada por EsdiarioCV. "No estoy de acuerdo con lo que ha dicho, son la viejas soflamas que tanto rédito político le dieron a Podemos y que ahora una parte de Compromís, que quizá se siente desubicada electoralmente, intenta rescatar". "¿A día de hoy hay un debate político sobre la transición española? No, porque todos tenemos la vista puesta en el futuro y en los problemas de hoy y en los retos de mañana". Punto y final a su pregunta retórica.

Comenta esta noticia
Update CMP