30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

García-Page recomendó a Ayuso en privado que no dé más "guerra" a Sánchez

Los tres presidentes regionales durante una comparecencia posterior.

Los tres presidentes regionales durante una comparecencia posterior.

En la reunión que mantuvieron ambos y el presidente de Castilla y León, el castellano-manchego trasladó a su homóloga madrileña que mejor evitara más enfrentamientos con el socialista.

El cierre de la Comunidad de Madrid por días para los puentes de los Santos y La Almudena, como ha ordenado Isabel Díaz Ayuso, ha provocado un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno central y el madrileño.

 

Carmen Calvo ha respondido a la presidenta madrileña que no es posible cerrar por cuatro días, abrir luego tres y cerrar otros cuatro porque el decreto publicado el pasado domingo por el BOE estipula que el confinamiento perimetral ha de durar mínimo "siete días naturales" (según el artículo 9 del decreto).   

Eso mismo fue lo que le trasladaron los presidentes de Castilla y León y Castilla-La Mancha en una reunión a tres celebrada en la tarde del miércoles que acabó con versiones distintas: que tenía que ser una semana mínimo.

Alfonso Fernández Mañueco y Emiliano García-Page entendieron que los tres estaban de acuerdo en confinar perimetralmente sus respectivas comunidades hasta el lunes 9 de noviembre. Sin embargo, Díaz Ayuso asegura que dejó "abierta" la fecha para no comprometer a sus dos interlocutores. El caso es que los dos primeros se llevaron una sorpresa durante la comparecencia conjunta en Ávila. 

Según ha podido saber ESdiario de fuentes conocedoras de la reunión, en ese encuentro de lo más cordial el presidente castellano-manchego recomendó a su homóloga madrileña que se dejara de más enfrentamientos estériles con Pedro Sánchez porque no le van a traer nada bueno.

Además, es bien sabido que el líder del Ejecutivo y socio de Pablo Iglesias no es un político al que le guste perder: con motivo del puente del 12 de octubre decretó un estado de alarma para parte de Madrid y en contra del Gobierno regional cuando el Tribunal Superior de Justicia madrileño le dio un varapalo.

García-Page, quien a pesar de ser socialista no está precisamente en sintonía con su jefe de filas, también le dijo a Díaz Ayuso que la mejor forma de fastidiar a Sánchez era precisamente esa foto de tres presidentes de comunidades vecinas coordinándose para cerrar sus respectivos territorios mientras el Gobierno central no se mueve. Más si cabe teniendo en cuenta que uno de los tres es del PSOE.

De hecho el de este miércoles era el segundo encuentro de estas características después de uno que mantuvieron a principios de septiembre en la Puerta del Sol, cuando la situación epidemiológica de Madrid empezaba a empeorar de forma preocupante. 

La reunión que mantuvieron los tres presidentes regionales en septiembre en Madrid.

 

Este jueves García-Page no ha querido echar más leña a la hoguera política: "Yo quiero huir por completo de las discusiones artificiales, que están muy bien de la M-30 para dentro, pero que no arreglan los problemas", ha zanjado.

Comenta esta noticia
Update CMP