21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado prescinde de Alberto Fernández en Barcelona y busca antídoto contra Valls

El que ha sido el candidato del PP en la Ciudad Condal en las cuatro anteriores elecciones tendrá que dar un paso atrás. Andrea Levy siempre está en la quiniela, pero no le convence la idea.

La irrupción de Manuel Valls en el tablero político de Barcelona ha obligado al PP a mover ficha. Y esa ficha no será Alberto Fernández, según fuentes cercanas consultadas por ESdiario.  

No habrá quinta vez para el eterno candidato popular a la Alcaldía de la Ciudad Condal, que lo ha sido cuatro veces consecutivas (2003, 2007, 2011 y 2015). Pablo Casado ha decidido que quiere una cara nueva, un candidato o candidata potente. 

A Andrea Levy le tira más Madrid que Barcelona

¿Quién? De momento no hay nada decidido. Aunque Andrea Levy lleva mesas como fija en las quinielas, a la vicesecretaria de Estudios y Programas le tira más Madrid. Así que no parece que vayan a ir por ahí los tiros.

Siempre presentes

Alberto Fernández y su hermano y exministro del Interior, Jorge, han sido desde hace años los líderes del PP catalán en la sombra, independientemente de quién lo presidiera. Pero la llegada de Casado ha cambiado también eso. 

Ahora la dirección nacional del partido está dispuesta a dar la batalla y no dejar todo el campo expedito a Valls, que ha entrado como un ciclón en la Ciudad Condal. 

El PP no quería diluirse en la candidatura de Manuel Valls, como ha hecho Cs 

El propio Valls ofreció al PP integrarse en su plataforma, que ha bautizado como Barcelona, capital europea, pero los populares no estaban dispuestos a diluirse en la candidatura experimental del exsocialista, como sí lo ha hecho Ciudadanos. También el PSC ha rechazado la mano de Valls y repetirá con Jaume Collboni

Este miércoles en el Congreso el propio Casado reiteró la intención de su partido de presentarse con sus siglas e identidad propias, pero para después hablar: "Nos presentaremos en todos los municipios y en todas las ciudades y más en Barcelona, pero tenemos que hablar para que los constitucionalistas saquemos una mayoría suficiente".

Las previsiones no son buenas para el PP, y menos después de la irrupción de Valls. No obstante el listón que deja Alberto Fernández no está muy alto: en las municipales de 2015 el PPC fue la sexta fuerza política en Barcelona capital, con el 8,7% de los votos y tres concejales. 

Comenta esta noticia
Update CMP