Toxicología investiga qué provocó la muerte de la clienta del Riff

Ya son 25 los comensales del restaurante El Riff de Valencia, investigado por la muerte de una clienta, que han manifestado haber sufrido síntomas leves de intoxicación.

Así, lo ha confirmado este miércoles la consellera de Sanidad, Ana Barceló, que ha explicado que se está investigando si hay una coincidencia en el menú que ingirieron y ha recalcado que todavía no se puede determinar que las setas colmenillas sean el foco de la infección.

Barceló ha explicado  que los técnicos de Salud Pública pasaron un cuestionario a 17 personas que comieron en este conocido restaurante de València, que cuenta con una estrella Michelin, durante los días 16, 17 y 18 para determinar si han tenido alguna intoxicación. De ellos, 14 manifestaron haber sufrido algún síntoma pero muy leve y se está investigando si tomaron el mismo menú, según Europa Press.

Asimismo, los inspectores se han entrevistado con los trabajadores del restaurante. Por el momento, dos de ellos no han mostrado ninguna incidencia y faltan por entrevistar a otros siete.

Por su parte, las muestras que se han recocido en el restaurante ya se han remitido al Instituto Nacional de Toxicología para que sean analizadas. Barceló ha recalcado que hay que esperar al informe de este Instituto para saber si hay una relación directa entre "el fatal desenlace y los productos que se sirvieron ese día".

En ese sentido, ha aclarado que no se puede determinar si el origen de la intoxicación fue unas setas colmenillas. Además, hay que esperar a que la autopsia que se le está practicando a la mujer determine si la causa directa de la muerte fue la ingesta de un alimento, o le provocó un estado que le llevó a este fatal desenlace y si tenía alguna patología previa.

Barceló ha apuntado que el restaurante deberá permanecer cerrado hasta que concluya la investigación, una medida que ya adoptó este martes el propio local, para facilitar asimismo a los técnicos de Salud Pública la toma de muestras y realizar la inspección del local como establece el protocolo. Al respecto, ha recalcado que desde Sanidad "no pueden hacer más de lo que se está haciendo desde Salud Pública".

Del mismo modo, ha comentado que la causa judicial abierta deberá determinar si la investigación se extiende a los proveedores del restaurante y determinar, en su caso, las responsabilidades oportunas.

El brote de toxiinfección alimentaria se declaró el pasado domingo, 17 de febrero, con tres casos de una misma familia en Valencia. Los enfermos presentaron síntomas -vómitos y diarrea- el día 16 de febrero, sábado. Dos de ellos, padre e hijo -este último un menor de 12 años-, evolucionaron bien y se recuperaron. Sin embargo, el tercer caso, una mujer de 46 años, con vómitos profusos, falleció en la madrugada del sábado al domingo en su domicilio.

Comenta esta noticia
Update CMP