26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ponen a Marlaska la cara roja con un dato sobre la impunidad de los etarras

El ministro Grande-Marlaska afronta una tormenta de críticas de las víctimas del terrorismo.

El ministro Grande-Marlaska afronta una tormenta de críticas de las víctimas del terrorismo.

Un 154% se han disparado en los últimos meses los actos de humillación a las víctimas y de enaltecimiento a los terroristas. Todo ante la pasividad del Ministerio del Interior.

Admirado por su compromiso con el combate a ETA desde su puesto de juez en la Audiencia Nacional, su salto a la política ha enrarecido la buena relación entre el ahora ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y los colectivos de víctimas del terrorismo.

Colectivos que no se explican muy bien la razón por la que el magistrado y hoy miembro clave del gobierno de Pedro Sánchez está aceptando algunas controvertidas órdenes que le llegan directamente desde el palacio de La Moncloa. Decisiones algunas, sobre las que Marlaska ha trasladado a su entorno su radical oposición.

Entre estos presuntos sapos que se ha tenido que desayunar el responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están dos, y bien recientes. La expulsión de la Guardia Civil de las carreteras de Navarra -acordado a sus espaldas en Moncloa entre Pedro Sánchez y la presidenta foral, Uxue Barkos- y el traslado al Gobierno Vasco de la transferencia sobre las presiones, acordado este lunes entre la ministra Meritxell Batet y el número dos del lendakari Urkullu, Josu Erkoreka.

Una decisión que ha sorprendido a las víctimas, toda vez que Marlaska se había comprometido con ellas a que Interior conservaría la gestión de la política penitenciaria hasta la absoluta disolución y rendición de ETA. Pero además de no cumplir su palabra, el ministro ha dado luz verde al mayor acercamiento de etarras de los últimos años.

Y, por eso, las víctimas han estallado y alzado la voz. Con un dato alarmante. En los últimos meses, el número de actos de enaltecimiento y homenaje a terroristas en el País Vasco y Navarra se ha disparado en un 154%, según desvela la presidenta de COVITE, Consuelo Ordoñez.

Pero lo peor es que según el Observatorio de Radicalización de esta asociación, los homenajes a etarras son cada vez más impunes, convocados con plena publicidad y realizados en plenas plazas y calles de cada pueblo, sin el menor obstáculo de la Ertzaintza o las FSE.

Pero esta no ha sido la única mala noticia recibida por Marlaska en estas últimas horas. Aún tiene otro frente abierto. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) junto con los sindicatos ACAIP, CCOO, CIG y UGT, que integran la Plataforma Sindical de Prisiones, se ha concentrado este jueves frente al cuartel de la Guardia Civil en Logroño para recibirle con una sonora pitada y exigirle que cumpla sus promesas.

Los sindicatos de Prisiones, a través de un comunicado, han recordado que continúan con las movilizaciones y "hemos aprovechado la visita del ministro del Interior a Logroño para reclamarle que desbloquee la situación de conflicto laboral, dialogue y, al menos, negocie la equiparación salarial para este colectivo anunciada el pasado 25 de septiembre".

 

Comenta esta noticia
Update CMP