21 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

María Teresa Campos, tocada y hundida tras conocer la nueva afición de Bigote

María Teresa Campos está enfadada

María Teresa Campos está enfadada

La presentadora y sus hijas han pasado unos días entre Nueva York y Miami rondando la segunda temporada de Las Campos. A su vuelta, María Teresa ha descubierto algo de Bigote que no sabía.

María Teresa Campos siempre ha sido una mujer conocida por su tirada a lucir ropa y complementos de firmas importantes. Es muy coqueta y de ahí que cuide sus outfits hasta el más mínimo detalle. Cuando tiene programa, acude a televisión con varios looks. Es en el camerino donde, acompañada por su gente de confianza, se mira y remira para saber con cuál luce mejor. Le encanta la moda y está empapada de las últimas tendencias. Le gusta comprar y suele dedicar parte de su tiempo libre a visitar tiendas para adquirir vestuario.

A la matriarca de las Campos siempre la hemos visto entrar y salir de los mejores locales. Firmas importantes y prestigiosas. Así las cosas, no es extraño que haya tenido un gran disgusto al ver que su chico ha sido captado transportando una bolsa perteneciente a una tienda de ropa de segunda mano. Son estos detalles los que la comunicadora siempre ha gustado cuidar. Sabe que cualquier tropiezo en este aspecto, desata una catarata de comentarios.

En cuanto a marcas, Bigote Arrocet no da importancia. Hace tiempo que acude a locales low cost y compra sin el menor complejo. Se lo puede permitir porque es todo un experto en confección. Con solo ver una prenda, puede decirte la composición. Lo nunca visto, y no es broma. En concreto, tiene predilección por dos locales donde pasa horas escogiendo pantalones, camisas, chaquetas, ropa interior… Los dueños se desviven nada más verlo. Y no solo por el dinero que gasta, también por su humanidad desbordante.

Como al humorista le gusta decir, “hay que estar donde las papas queman”, una frase muy utilizada en Chile que puede traducirse como estar o haber estado en el lugar donde ocurren las cosas. También como haber vivido la experiencia. En este sentido, Bigote lo pasó muy mal cuando era un adolescente y se fue de su casa para no elegir entre vivir con su padre o su madre tras el divorcio de estos. De ahí le viene esa vena solidaria. Ayuda siempre que puede. Se considera un privilegiado y le gusta compartir con los más necesitados. Así se explica lo de la bolsa que portaba con el logo de la tienda de ropa de segunda mano. No era para él, sino para alguien que conoce y lo está pasando mal.

Esperemos que con la explicación a María Teresa se le pase el cabreo. La verdad es que ha venido muy contenta tras su paso por Nueva York y Miami donde se ha rodado la segunda parte Las Campos. Por cierto, que la presentadora ha hecho enfadar a Telecinco al negarse a definir su programa como un reality. Es cierto que lo está pasando mal porque las cosas no están saliendo como ella había imaginado en el otoño de su vida televisiva. No debe ser plato de gusto tener que mostrar tu vida y la de tus hijas ante las cámaras porque no queda más remedio. Tanto ella como Terelu necesitan dinero. Hacienda ha llamado su puerta y tienen que pagar. En fin, afortunadas ellas que tienen trabajo, otros no corren la misma suerte.

Comenta esta noticia
Update CMP