17 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

32 años de la matanza de Hipercor y once imágenes del horror imborrable de ETA

Catorce de las víctimas mortales de la matanza de Hipercor

Catorce de las víctimas mortales de la matanza de Hipercor

Un día como hoy de 1987 ETA provocó una matanza histórica en el supermercado de Barcelona: 21 muertos y 45 heridos reflejan el horror de una época que no se puede olvidar.

Un 19 de junio de 1987 ETA perpetró una de las peores matanzas de su historia: activó un coche bomba en el aparcamiento de Hipercor de Barcelona, provocando 21 muertos, 45 heridos y una cifra inabarcable de horror que conviene recordar, rememorando ésa y otras imágenes icónicas de aquella época de sangre, pánico y dolor. Las víctimas no quieren que nadie olvide.

43 años de horror y crueldad; 829 víctimas mortales, decenas de miles de heridos y exiliados y un inabarcable mapa del dolor, la coacción, la muerte civil y la persecución social, política y personal. El terrible balance de ETA nunca se podrá describir con la dimensión que tiene, en presente, porque nadie como los damnificados y sus seres queridos podrá acercarse jamás a su tristeza, su rabia y su impotencia.

El macabro historial de ETA incluye a víctimas de todas las edades, oficios y procedencias. Y puede resumirse, a modo de homenaje de todas ellas, en un puñado de impactantes imágenes que simbolizan a todas por igual y apelan al único broche decente de tanto drama: memoria, recuerdo, justicia y un relato correcto de la barbarie.

 

Un bebé, primera víctima

 

 

La primera víctima. Se llamaba María Begoña Urroz Ibarrola, tenía 22 meses y fue asesinada por una bomba en la estación de trenes de San Sebastián. Aquel trágico 27 de junio de 1960 comenzó un derramamiento de sangre que no paró durante cuatro décadas. ETA nunca asumió que su víctima germinal fuera un bebé. Pero lo fue.

 

Carrero Blanco, presidente del Gobierno

 

 

En lo más alto. Carrero Blanco era el presidente del Gobierno con Franco al frente del Estado cuando un coche bomba acabó con su vida. Se acercaba la Navidad de 1973 y aquel 20 de diciembre, cuando el entonces almirante circulaba por el centro de Madrid en su coche, un potente explosivo elevó el vehículo hasta una azotea.

 

Yoyes, una de los suyos

 

 

Un 10 de septiembre de 1986 era ejecutada Yoyes en su pueblo, a escasos metros de su hijo, de un disparo en la cabeza ejecutado por quien, no mucho antes, fue su compañero. Un año antes, la también terrorista abandonó las armas, un pecado imperdonable para ETA, que no hacía rehenes ni admitía arrepentidos. Su asesinato fue un mensaje interno que perduró y evitó, seguramente, un alud de fugas.

 

38 políticos asesinados

 

 

Lluch, Buesa, Ordóñez, Tomás y Valiente o Múgica son 5 de los 38 políticos asesinados por ETA, siempre del PP o del PSOE, los dos partidos de Gobierno en España. La lista es larga; en esos cinco nombres se condensa el dolor de los años de plomo, de las ejecuciones por la espalda, de las bombas lapa y del tiro a bocajarro.

 

Miguel Ángel Blanco, el símbolo

 

 

Un 12 de julio de 1997 fue ejecutado Miguel Ángel Blanco, un joven concejal del PP en Ermua, tras un secuestro que tuvo en vilo a toda España y provocó la derrota política definitiva de ETA, hasta entonces no tan clara. La cara del chaval, raptado y asesinado en unas horas interminables, lo cambió casi todo y el miedo dejo de presidir la respuesta ciudadana al horror. Nació el Espíritu de Ermua, clave en la marginación del horror.

 

Asesinato en masa en Zaragoza

 

 

El 11 de diciembre de 1987 la banda terrorista de ETA llevó a cabo una de sus peores masacres. atentados. La explosión de un coche-bomba con 250 kilos de amonal frente a la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, se llevó la vida de 11 personas, entre ellas cinco niños y un adolescente.

 

Hipercor, el peor de todos

 

 

Apenas unos meses antes del atentado en Zaragoza, se produjo la mayor matanza de la historia de ETA, con un brutal atentado en el centro comercial Hipercor de Barcelona. Aquel 19 de junio de 1987 la banda terrorista arrancó la vida a 21 personas e hirió a otras 45, provocando una conmoción nacional con 200 kilos de explosivo escondidos en el maletero de un Ford Sierra estacionado en el híper de la popular Meridiana.

 

Vic, un infierno con 5 niños muertos

 

 

El 29 de mayo de 1991 la casa cuartel de Vic quedó destrozada tras la detonación de 200 kilos de amonal que mataron a diez personas, incluidas cinco niños. La barbaridad se interpretó como un intento de boicot de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, y concluyó con un mar de lágrimas en toda España y la muerte de dos de los tres terroristas del comando en un tiroteo con los Cuerpos de Seguridad.

 

El drama de los Jiménez Becerril

 

 

Sevilla, enero de 1997. El matrimonio compuesto por Alberto Jiménez-Becerril, de 37 años, concejal del PP en Sevilla, y Ascensión García Ortiz, de la misma edad, procuradora de profesión y también afiliada al mismo partido; volvía de madrugada a su casa en Sevilla tras tomar algo con un grupo de amigos. Sus tres hijos dormían con los abuelos cuando dos pistoleros se acercaron por detrás y les dispararon en la nuca. El nombre de Alberto ya aparecía en una documentación incautada a ETA tres años antes en la que, como a tantos otros, se le señalaba como objetivo. El resto es historia, bien triste.

 

Pagaza, asesinado en el pueblo que él protegía

 

 

Un 8 de febrero de 2003 era abatido a balazos, con el mismo modus operandi de Goyo Ordóñez, Joseba Pagazaurtundua, jefe de la Policía Local de Andoain, militante del PSOE y hermano de Maite Pagaza, una de las mayores luchadoras desde entonces contra el terror junto a otros familiares de víctimas tan conocidas, a su pesar, como Consuelo Ordóñez o Marimar Blanco. Joseba era amigo íntimo de Jose Luis López de Lacalle, el periodista ejecutado tres años antes en la misma localidad.

El asesinato de Joseba dejó una imagen que simboliza la habitual miseria de los cómplices de ETA: el Ayuntamiento de Andoain, gobernado por una de las marcas blancas de Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, se negó a condenar el crimen a bocajarro de su responsable policial.

 

Policía, Guardia Civil y Ejército, en la diana

 

 

Todas las víctimas son iguales, la elección de imágenes para este reportaje podría haber sido otra. El dolor fue el mismo, y el vacío dejado también. Especialmente sangrienta fue ETA con los Cuerpos de Seguridad y el Ejército: el panel muestra los más de 200 guardias civiles asesinados en estos años. Y cifras igual de abrumadoras del resto de Cuerpos y Fuerzas.

 

La lista íntegra de todas las víctimas de ETA, una a una.

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP